El Comercio
Real Oviedo
David Costas, durante una fase del calentamiento.
David Costas, durante una fase del calentamiento. / ELOY ALONSO

«Quedan muy pocos puntos en juego, vamos a dejarnos de tonterías»

  • David Costas pone el ejemplo del Alcorcón para alertar de la dificultad de medirse al Nástic y recuerda la necesidad de lograr el triunfo «como sea»

David Costas cayó de pie en el Carlos Tartiere, con un estreno burbujeante al anotar el gol del triunfo ante el Mallorca. Desde ese duelo disputado el mediodía del 5 de febrero, el central de Chapela ha enlazado catorce titularidades para consolidarse como la pieza maestra de la zaga oviedista, con un elevado rendimiento que ha recompensado la afición oviedista al distinguirle como el mejor jugador azul del mes de abril.

«Contento» por un premio que, según confesó ayer, le hubiese gustado recibir tras una buena racha del equipo, el zaguero gallego asume que los azules necesitan una reacción inmediata. «Hay que centrarse en el partido del sábado, porque llevamos con la tontería de las finales durante un tiempo y no nos están yendo las cosas bien», proclamó sobre el choque ante el Nástic, metido de lleno en la lucha por alcanzar la permanencia.

«A estas alturas de competición cualquier equipo es difícil, más en su casa. Una muestra de ello es el Alcorcón la semana pasada», expresó el joven defensor, que se aferra a la imagen mostrada por el conjunto carbayón «durante un tramo largo de la temporada» para reconciliarse con el triunfo, pero es consciente de que ahora más que nunca los números priman sobre el juego. «Quedan muy pocos puntos en juego y nos hacen falta. Vamos a dejarnos de pijadas y a intentar conseguir los tres como sea», apostilló el jugador cedido por el Celta, «muy agradecido» a Hierro por su confianza. Su pareja en la retaguardia el pasado viernes, Verdés, no se ejercitó ayer en una sesión en la que Erice se reincorporó al trabajo grupal y Linares volvió a ser baja.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate