El Comercio
Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | «Nos estamos jugando algo demasiado bonito para no echar el resto»

Jon Erice y Nando corren por debajo del chorro de agua que lanza uno de los aspersores que riegan el campo de entrenamiento.
Jon Erice y Nando corren por debajo del chorro de agua que lanza uno de los aspersores que riegan el campo de entrenamiento. / ELOY ALONSO
  • Jon Eice considera que ya no es momento de hablar y avisa de que el sábado el equipo «tiene la obligación de ganar»

El tiempo de las excusas ya ha pasado en el Real Oviedo y llega el momento decisivo de la temporada en la que el equipo no puede permitirse más errores. Necesita dar un golpe de autoridad en lo que queda de temporada para poder seguir aspirando a entrar en el 'play off'.

Así lo entiende uno de los jugadores con más peso en el vestuario el centrocampista Jon Erice que, ayer, aseguró que «ya no se vive de sensaciones, el equipo debe volver a ganar y dar un golpe de autoridad en casa». El navarro cree que tienen la obligación de superar el mal momento actual, tal como hicieron en otros momentos de la competición, cuando fueron capaces de enderezar el rumbo. Ahora, a falta de cuatro encuentros, el centrocampista considera que ha llegado «un momento clave». «Nos estamos jugando algo demasiado bonito e importante como para no echar el resto», avisa.

El capitán oviedista reconoce que el «el ánimo está tocado del otro día», pero también que no es momento para lamentaciones. «Sabemos que el sábado tenemos otro partido» y ante ese compromiso, asegura que los jugadores son «muy conscientes de donde estamos, de que es el Oviedo y de lo que nos estamos jugando».

La primera prueba será el sábado ante el Zaragoza y el objetivo no es otro que lograr una victoria, después de cinco jornadas sin ganar. Eso es algo en lo que insiste el navarro. «No hay tiempo para lamentarse ni para quedarse llorando, el sábado hay un partido imprescindible, casi todos lo son pero ahora tienen importancia para la clasificación», advierte.

El equipo azul ha estado mucho tiempo en puestos de 'play off' y ahora está fuera y los jugadores no quieren que ahora se les escape, explica Jon Erice, que considera que para superar la situación «todo pasa por cada uno de nosotros, estamos en un club importante, de máxima exigencia». En este sentido, recuerda que pese a llevar solo dos años en Segunda saben que «aquí no hay medias tintas, en cuanto estás en el Real Oviedo juegas para ascender a Primera». El centrocampista insiste en que «la exigencia es máxima desde el club, desde la gente y desde nosotros mismos».

El jugador fue claro: «Si estás en el Oviedo es para ascender en Primera División». A pesar de que entiende que «es un proyecto a medio o largo plazo, pero con las oportunidades que se nos están dando sería bastante triste y lamentable que no consiguiéramos entrar en 'play off'».

Lo que no es negociable para Jon Erice es «salir al campo y dar lo máximo que tienes, hablar sobra y es un momento de hacer. Siempre es así en el futbol pero ahora que te juegas la temporada más todavía». Incluso, llegó a afirmar que todos tienen que estar convencidos de la situación y de la necesidad de hacer el máximo esfuerzo. «El que no lo entienda así, es bueno para todos que se haga a un lado», afirma.

En la memoria de los aficionados y también en la de los jugadores está lo que sucedió la pasada temporada, cuando el equipo salió de las plazas de la fase de ascenso en las últimas jornadas, algo que espera que no vuelva a suceder. «No sé si vamos a entrar o no, pero fastidia estar todo el año metido y que ahora te veas fuera, me molesta y me duele muchísimo, es una sensación malísima», aseveró.

Ahora, lo que quiere es que llegue cuanto antes el sábado para ganar, ya que tiene claro que lo demás «cuenta poco o nada, es futbol profesional y lo único que cuenta es el resultado. El sábado tenemos que cambiar esas cifras y seguir en la pelea».

En lo que no tiene dudas Jon Erice es en que van a contar con el apoyo de los aficionados: «Sabemos que les hemos fallado a la hora de puntuar, pero también sabemos que están detrás y que nos van a llevar». Pero para ello, es clave que los jugadores den el primer paso. «Somos nosotros los que tenemos que darles para que se vengan arriba y nos empujen el sábado».

Además, tampoco es momento de mirar a los rivales ya que «importa poco los puntos de los demás, porque si tu no ganas no es que no llegues arriba es que vas a seguir yendo para abajo», declaró el centrocampista, que reitera en que no es momento de hablar y se trata de que «los tres puntos del sábado tienen que ser nuestros, borrar lo de estas semanas y que se note al salir al campo que nos estamos jugando todo, no valen medias tintas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate