El Comercio
Real Oviedo

David Fernández no completa la sesión y Verdés trabaja al margen

El fisioterapeuta Diego Suárez masajea a David Fernández en los primeros minutos de la sesión, antes de que el central madrileño tomase el camino de los vestuarios.
El fisioterapeuta Diego Suárez masajea a David Fernández en los primeros minutos de la sesión, antes de que el central madrileño tomase el camino de los vestuarios. / ELOY ALONSO
  • Héctor Nespral volvió a causar baja y Linares regresó al grupo en una sesión en la que Hierro incidió en la importancia de las segundas jugadas

Una semana más, Hierro se ha visto condicionado para ensayar con su línea defensiva titular al completo. Las molestias físicas que están afectando a los integrantes del eje de la zaga y el carril izquierdo se reproducen con frecuencia e impiden al malagueño contar con su retaguardia al completo en el trabajo diario.

Si durante la preparación del choque de la pasada semana ante el Nástic, el entrenador oviedista no pudo contar con Héctor Verdés, finalmente baja en la convocatoria azul en Tarragona, ayer se vio privado de la presencia de David Fernández. El defensor madrileño sintió una molestia en la parte posterior de su pierna derecha durante la parte inicial del entrenamiento y, tras recibir los cuidados del fisioterapeuta Diego Suárez a pie de campo, tomó el camino de los vestuarios para retirarse de la sesión a instancias de Fernando Hierro.

El exzaguero madridista tampoco tuvo ayer a sus órdenes a Héctor Verdés, que trabajó al margen, siguiendo las pautas del preparador físico Roberto Ovejero a escasos metros del grueso de la plantilla. Por las ausencias del valenciano y David Fernández, Hierro ensayó con David Costas y Óscar Gil como pareja de centrales tanto en el trabajo específico por líneas como en el ejercicio de la parte final del entrenamiento, en el que incidió en la importancia de ganar las segundas jugadas, una faceta en la que su equipo recibió los dos goles en Tarragona.

Con Héctor Nespral un día más como baja, la buena noticia la protagonizó el regreso al grupo de Linares, que trabajó con aparente normalidad y parece totalmente restablecido de la lesión que le impidió estar disponible ante el Nástic. Quienes todavía no están al ritmo de sus compañeros son Borja Domínguez y Jorge Ortiz, que continúan inmersos en el proceso de recuperación de sus respectivas molestias físicas y realizaron carrera continua mientras la plantilla perfilaba la preparación del duelo de este sábado ante el Zaragoza. El técnico del conjunto maño, Láinez, ensayó ayer dos alternativas en la alineación en un partido de 70 minutos contra su filial, el Deportivo Aragón. Los aragoneses llegarán en la tarde del viernes a Oviedo y el sábado por la mañana se ejercitarán en El Requexón.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate