El Comercio
Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | Vivo pese a dos meses aciagos

Hierro y sus futbolistas dan las gracias a la afición después de finalizar el partido ante el Zaragoza, de la última jornada.
Hierro y sus futbolistas dan las gracias a la afición después de finalizar el partido ante el Zaragoza, de la última jornada. / MARIO ROJAS
  • Los de Hierro mantienen intactas su opciones de entrar en puestos de 'play off' pese a sumar únicamente 6 puntos de los últimos 24 en juego

  • El conjunto oviedista ha encadenado su peor racha en las últimas ocho jornadas

La peor racha de la temporada no ha hecho que el Real Oviedo haya quedado apeado de la pelea por el 'play off'. Esa es la lectura positiva de la situación de los azules ante los tres últimos partidos de la temporada, en los que aún mantienen opciones de quedar entre los seis primeros y tener la oportunidad de pelear por jugar para ascender.

La situación está complicada y de ello tiene mucha culpa que el equipo haya sumado solo seis puntos de los últimos 24, convirtiendo las ocho últimas jornadas en la peor etapa del campeonato para los oviedistas, que solo ganaron un partido y empataron otros tres.

Los números de los azules solo son mejores en esas jornadas que los del Elche, que ha sumado tres puntos y ha visto como su situación en la clasificación se ha complicado seriamente hasta caer al penúltimo puesto.

Los problemas para los azules comenzaron en la jornada 32 cuando los ovetenses visitaban al Tenerife. El equipo en esas fechas estaba en la cuarta posición de la tabla, empatado con los tinerfeños, que eran quintos, y a un punto del Cádiz, que era el tercero.

El partido se presentaba como una oportunidad de asaltar la tercera plaza y poner distancia de tres puntos, más el 'golaverage' con el Tenerife. Los oviedistas cayeron por 1-0, gracias a un penalti que solo el árbitro del encuentro, el gallego Pérez Pallás, vio, y pese a que el equipo mereció mejor resultado por su juego, en especial en la segunda mitad.

No obstante, el cuadro de Hierro, como venía haciendo por entonces, se reencontró con la victoria en el siguiente encuentro ante el UCAM, por 2-0 y seguían manteniendo sus posiciones de 'play off'.

Desde entonces, los azules contaron sus dos siguientes salidas por derrotas, Lugo y Levante, mientras que empataron con el Nástic, después de ir ganando 0-2 al descanso y habiendo merecido incluso una renta más amplia. En la segunda mitad el equipo desapareció del campo e incluso acabó dando por bueno el punto.

Sin embargo, en esta racha el equipo también perdió su principal virtud a lo largo de toda la temporada, la fortaleza a domicilio, ya que empató con el Huesca, mereciendo más y desperdiciando un penalti cuando estaba con un jugador menos, perdió contra el Alcorcón en un mal partido y no pudo pasar del empate ante el Zaragoza, pese a tener numerosas oportunidades para marcar.

Entre las claves negativas de ese periodo estuvieron dos fundamentalmente, los goles recibidos a balón parado y la pérdida de una efectividad en ataque que hacía al equipo aprovechar mejor que los rivales sus oportunidades.

Una prueba de los problemas de los oviedistas para encontrar la portería contraria es que en este periodo solo han logrado seis goles. Solo el Alcorcón y el Reus metieron menos, cuatro. En el caso de los catalanes se da la circunstancia que son los mismos tantos que recibieron y les sirvieron para ganar tres partidos, empatar dos y perder otros tres. Estos dos equipos sumaron once puntos, que son los mismos que sumaron otros cinco equipos en este periodo.

El mejor equipo en este tramo de la competición fue el Getafe, que sumó 17 puntos en los ocho encuentros y pasó a de estar a dos puntos de los oviedistas a aventajarlos en 9 y tener prácticamente asegurado el 'play off'.

El Rayo Vallecano, con la llegada de Michel al banquillo, reaccionó y sumó 16 puntos, lo que les permitió salir de la zona de peligro y tener prácticamente asegura la permanencia, que en la fase inicial de la competición tuvieron muy complicada.

Otro de los rivales de los azules para entrar en la fase de ascenso, el Valladolid, es el tercer equipo que mejor aprovechó este tramo de competición, ya que sumó 15 puntos y eso les permitió la pasada jornada acceder a la sexta posición.

Otros dos de los equipos que pelean por salir de la zona baja también han aprovechado las últimas jornadas para tomar aire. El Almería sumando 13 puntos y el Córdoba, rival el domingo de los azules, con 12.

No obstante, los ovetenses no son los únicos de los aspirantes al 'play off' que no acaban de encontrar la senda del triunfo. Por ejemplo, el Cádiz ha sumado diez puntos. La particularidad de los gaditanos es que lo hicieron gracias a no perder ninguno de los últimos ocho encuentros, logrando siete empates y una victoria.

También el Huesca ha sumado diez puntos, cuatro más que los azules, con dos victorias, las mismas derrotas y cuatro empates. El Tenerife sumó once, con dos victorias y cinco empates.

Los oviedistas tuvieron otra mala racha de ocho encuentros entre las jornadas 13 y 20, en la que sumaron solamente siete puntos, uno más que la actual. En ese caso coincidieron varios rivales de la actual, pero lo peor para el equipo de Hierro fueron las goleadas a domicilio ante el Huesca, Alcorcón y Sevilla Atlético. Sin embargo, también fue el momento en el que vencieron en el Carlos Tartiere al Levante, sólido líder, por un 2-0 que disipó muchas dudas y abrió el camino a la versión más solida como local de los azules.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate