El Comercio
Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | El atajo oviedista hacia el gol

fotogalería

Susaeta golpea el balón ante la mirada de sus compañeros durante la primera mitad del entrenamiento. / ELOY ALONSO

  • Las asistencias de Susaeta emergen ante un Córdoba vulnerable en el juego aéreo

  • El eibarrés, presente en el penúltimo eslabón de diez dianas azules este curso, cobra protagonismo frente a un rival que ha recibido nueve goles de cabeza

En un tramo de la temporada en el que más se penalizan las dudas por el escaso margen disponible para reponerse de los tropiezos que generan, el Real Oviedo se agarra a sus certezas. Atascado en una racha de seis semanas sin celebrar una victoria, el conjunto dirigido por Fernando Hierro sabe que no hay vuelta de hoja este domingo en Córdoba, donde necesitan convertir en un resultado positivo el juego mostrado la pasada jornada ante el Zaragoza.

En el vestuario azul se apunta como la línea a seguir el duelo ante el conjunto maño, en el que se puso sin recompensa final el cerco a la portería defendida por un inspirado Álvaro Ratón. Cuatro de las ocasiones de gol más claras salieron de las botas de Néstor Susaeta, quien tras su periplo ubicado entre líneas por la presencia de Rocha en el flanco diestro, ha recuperado su zona de influencia cerca del costado en las dos últimas semanas con una asistencia a Carlitos de Pena y su precisión en el golpe a balón parado para conectar con sus compañeros dentro del área.

Un atajo oviedista en el camino hacia la portería contraria que cobra todavía más relevancia ante su siguiente rival, el Córdoba, que ha recibido nueve goles en remates de cabeza esta temporada. Solo cuatro conjuntos en la categoría han recogido el balón de dentro de su portería tras un testarazo rival en más ocasiones que el conjunto andaluz. Una estadística que refleja la vulnerabilidad defensiva en las alturas del cuadro califal, que tras un inicio de temporada dubitativo como local no conoce la derrota en su feudo en sus últimos siete encuentros.

Máximo asistente

Para quebrar esa racha llega el Real Oviedo, consciente de que cada detalle cuenta para reconciliarse con la victoria. Lucas Torró expresó ayer en El Requexón la necesidad de «salir ambiciosos» al estadio cordobés y con los de Hierro asentados en campo contrario lucen más las virtudes de Susaeta, que ha repartido una decena de pases de gol esta temporada. En una temporada más complicada que las anteriores para el eibarrés, en la que rayó por debajo de su nivel en la primera vuelta por unas molestias en el pubis, ya ha superado su número de asistencias en la campaña del ascenso y está a solo dos de las firmadas la pasada en tres partidos menos.

Junto a Borja García y Borja Lasso, es el que ha estado presente sin marcarlos en más goles de su equipo. En el Nuevo Arcángel, feudo de un Córdoba en apuros, puede volver a ser decisivo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate