El Comercio
Real Oviedo

Real Oviedo

Real Oviedo | Adiós triste y con sonrojo

  • El conjunto ovetense perdió sus opciones de ‘play off’ con una goleada en Córdoba

El Real Oviedo dijo adiós a sus opciones de entrar en el ‘play off’ tras perder, 4-2 ante el Córdoba. Sin embargo no fue lo peor, lo peor es que lo hizo con una imagen lamentable y de un equipo que parecía que no se jugaba nada. Los azules desplegaron un catálogo de errores y una falta de actitud que no es nueva esta temporada a domicilio y que no se remedió por Fernando HIerro en toda la temporada. Los ovetenses encajaron el primer gol a los 37 segundos de partido, en el primer error grave del equipo y desde entonces no levantó cabeza y fue un juguete roto en manos de un Córdoba que , sin hacer demasiado, encontró el remedio a sus males. Los ovetenses tampoco tuvieron fortuna, ya que Toché falló un penalti y Kieszek realizó varias paradas de mérito. En ningún caso los azules merecieron, pese a ello mucho más.

El conjunto ovetense repitió la misma alineación que en la pasada jornada ante el Zaragoza. El técnico optó por mantener en el centro de la defensa a David Fernández, dejando en el banquillo a Verdés, pese a haberse recuperado.

El comienzo del encuentro no pudo ser peor para los ovetenses, que a los 37 segundos regalaron el primer gol. Un balón fácil para Christian Fernández lo intentó controlar el cántabro, pero se entretuvo y llegó Piovacciari para robarle el balón y batir a Juan Carlos con un fuerte disparo. El equipo no hizo lo que le había pedido el entrenador durante la semana, en la que solicitó contundencia en las áreas.

El gol cambió el planteamiento del partido, ya que obligó a los azules a estirarse y tratar de llevar la inicitiva. Lo intentaron los azules y tuvieron su primera ocasión a los cuatro minutos en un disparo desde la frontal de Toché, que detuvo sin Problemas Kieszek.

Sin embargo, el Córdoba estaba dispuesto a aprovechar las facilidades de los azules y a los once minutos hizo el segundo gol. Javi Galán se internó por la derecha de la zaga azul, ganó la posición a Diegui, y disparó para que Juan Carlos rechazara, pero el balón volvió a caer a los pies de Javi Galán que puso el balón al borde del área pequeña, donde Piovacciari remató el segundo de la tarde.

El conjunto carbayón volvía a ser el visitante cómodo y que regalaba goles a los rivales y daba todo tipo de facilidades. Los azules tenían el balón, pero sin saber que hacer con él, mientras que cuando no lo tenía sufría en defensa, donde el equipo era un manojo de nervios y sufría constantemente.

Al Córdoba le bastaba con mantener el orden defensivo y esperar las vías de agua de la zaga ovetense, que eran muchas. El dominio del balón de los locales era improductivo y no le permitía generar ocasiones de peligro ante la portería local de ninguna manera.

Antes de la media hora de partido, con el desastre que se estaba viendo en el campo, Fernando Hierro puso a calentar a Saúl Berjón, Linares y Fernández.

Que no era la tarde de los azules quedó claro a la media hora. El árbitro señaló penalti en un empujón de Antoñito a Christian Fernández, cuando remataba un centro de Susaeta. La pena máxima la ejecutóToché, pero Kieszek le adivinó el lanzamiento y rechazó el disparo del extremeño, que fallaba así su segundo penalti consecutivo, tras el errado ante el Huesca.

Los azules veían como se desvanecían las opciones de meterse en el partido y que al Córdoba le pudieran empezar a asomar las dudas. Sin embargo lo que llegó fue el tercer tanto de los locales, otra vez aprovechando las facilidades de la zaga de los de Hierro. Antoñito recibió escorado y lanzó para que Juan Carlos rechazara hacia el centro, donde Alfaro llegó solo para mandar al fondo de la red el tercero y dejar sentenciado el encuentro. La posición del delantero en el remate era dudosa, pero ni se protestó por los jugadores azules, aturdidos por lo que les estaba pasando.

Los intentos aislados de los ovetenses no daban sus frutos y estaba claro que no era el día. Así fue como Nando, uno de los pocos que intentaba cosas, estrelló un balón en el larguero en un disparo desde la frontal.

La imagen ovetense rozaba el bochorno, ya que el Córdoba no necesitó hacer nada del otro mundo para irse al descanso con 3-0 y dejar a los ovetenses sin opciones reales de entrar en el ‘play off’.

El resumen de la primera mitad de los ovetenses era el mismo que se podía hacer en Huesca, Alcorcón, Sevilla y otros partidos a domicilio, un problema que no se supo resolver desde el banquillo y que fue la clave para que el equipo no pudiera estar peleando por estar en la zona alta de la clasificación. No solo era un problema futbolístico el que tenían los azules, que en cuanto a actitud dejaban bastante que desear y veían como los andaluces ganaban las segundas jugadas y disputas.

La solución que el entrenador busco en el descanso fue dejar en el vestuario a Lucas Torró y dar entrada en el campo a Saúl Berjón. Susaeta pasó al centro del campo, mientras que Carlitos se fue a la derecha y Saúl Berjón a la izquierda.

Las cosas no mejoraban para los ovetenses que seguían teniendo un engañoso control del partido, ya que no se transformaba en ocasiones de gol, mientras que los cordobeses seguían a lo suyo y creando peligro en cada acercamiento a la portería de Juan Carlos.

La suerte tampoco quiso aliarse ayer con los ovetenses, ya que el cuarto gol de los locales llegó con una buena dosis de fortuna. Una falta al borde del área sacada por Javi Lara pegó en Carlitos, que formaba en la barrera, y cambió la trayectoria del balón que superó a Juan Carlos.

Hierro metió en el campo a Linares con la idea de tener más presencia en el área y para ello retiró del campo a Nando, que había sido de los que más lo intentaron. Luego David Rocha sustituyó a Carlitos.

El resultado hizo que el partido bajara de intensidad, ya que el Córdoba se conformaba y los intentos azules eran infructuosos. El único tanto de los ovetenses llegó por medio de Saúl Berjón, que recibió de Linares y recortó para mandar raso ajustado al palo.

El definitivo 4-2 fue obra de Linares al transformar un lanzamiento de penalti, cometido por Bíttollo sobre Toché.

Directo

Aquí estaremos para contárselo. Gracias por seguir con nosotros este encuentro entre el Córdoba Cf  y el Real Oviedo.
Buenas noches.

Veremos a ver como recibe en el Tartiere la afición azul en el próximo partido en casa al equipo.

El Real Oviedo se coloca octavo con 55 puntos, estando el Huesca con 59 y el Valladolid con 60 puntos. El próximo visitante del Tartiere, el Sevilla Atlético está justo detrás del Oviedo con tan solo 2 puntos menos.

Restan dos partidos para cerrar la liga. El Sevilla Atlético el próximo domingo y viajar a Elche en la última jornada.

.
Partido para olvidar. Hoy se dice adiós a una temporada 2016/2017. Terrible la imagen dada por los discípulos de Fernando Hierro esta tarde-noche en tierras cordobesas.
Todo pasa por las palabras del capitán Jon Erice pidiendo perdón a la afición azul por el partido jugado. Sobran las palabras.

Fernando Hierro ordena a sus jagadores que se vayan a saludar a los aficionados azules que viajaron hasta Córdoba a animar a su equipo.

Final.  CÓRDOBA CF  4  REAL OVIEDO  2

Min 92. Penalty a favor del Oviedo. Falta de Bittolo sobre Toché. Lanza Linares y marca. FINAL DEL ENCUENTRO

Min 90. Tres minutos de tiempo añadido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate