El Comercio
Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | La plantilla azul, entre la decepción por la ocasión perdida y pedir disculpas a la afición

Toché y Linares, descansan apoyados en dos balones.
Toché y Linares, descansan apoyados en dos balones. / ELOY ALONSO
  • Los jugadores se sienten responsables de lo sucedido y reconocen que el equipo falló en el momento más importante del año

Las remotas posibilidades que tiene el Real Oviedo de entrar en el 'play off' no fueron un argumento empleado por los jugadores azules tras la lamentable imagen que el equipo ofreció en Córdoba, en especial en la primera mitad. Las únicas palabras que salieron de los futbolistas fueron de decepción por la nueva oportunidad perdida y perdón a una afición a la que volvieron a defraudar como la pasada temporada.

Los integrantes de la plantilla azul asumen que se han quedado fuera del 'play off' y el delantero Linares, autor del último gol del equipo de penalti, lo reconocía «más que por las matemáticas por la dinámica que llevamos». El de Fuentes de Ebro no obvió que el equipo hizo «un final de temporada a nivel de resultados desastroso» que «no es digno ni de este club ni de esta plantilla». Algo que le duele especialmente porque cree que demostraron en otras fases del campeonato que tienen jugadores de mucha calidad, pero «a la hora de la verdad no hemos sido capaces».

En Córdoba el equipo volvió a estar acompañado por un grupo de aficionados a los que el delantero aragonés les envió un mensaje claro: «Gracias y perdón». Lo explicó señalando que «gracias por el apoyo y perdón porque lo que parecía que este año podía ser, llevamos mes y medio sumando tres puntos y eso un equipo de esta categoría y este nivel no se lo puede permitir», señaló. También asumió la responsabilidad de lo sucedido: «Somos los jugadores los responsables y hay que dar la cara en este momento».

Otro de los delanteros del equipo, Toché, tampoco ocultaba su decepción tras el encuentro y aseguraba que estaba en uno de los días «más jodidos de mi carrera». El murciano reconoció que no habían sabido plantear un partido en el que se jugaban tanto y por eso también entonó el 'mea culpa' y pidió perdón a la afición que, a su juicio, «no se merece esto que hemos hecho».

El delantero, que falló un penalti con el 2-0, evitó buscar excusas para el mal momento del equipo y el hecho de perder las opciones de seguir peleando por entrar entre los seis primeros: «No hemos sabido terminar el año bien, creo que el equipo no se merece no entrar en el 'play off'».

Dentro de las disculpas, el ariete reconoció que «no lo hemos dado todo, cada uno de nosotros ha podido dar más y desde la humildad hay que pedir perdón a la afición porque este equipo está hecho para meterse en el 'play off' y no lo vamos a conseguir», dijo visiblemente afectado.

Los problemas de los azules a lo largo de la temporada en los partidos como visitantes fueron un lastre demasiado grande y a la postre la causa de que el equipo no lograra el objetivo. «El equipo cuando ha dado el 100% ha sido superior al rival y, al igual que en casa nos merecimos mucho más, fuera de casa el equipo ha sido una ruina», apostilló.

Toché indicó que el vestuario estaba muy afectado por la derrota y porque «es un día duro para los jugadores». «Entras en el vestuario y la gente sabe que se nos ha escapado y va a ser otro año que no nos vamos a meter en 'play off'», confesó.

«Vender humo»

Ni siquiera se quiso referir a las remotas posibilidades de entrar entre los seis primeros. «De nada sirve vender humo», espetó, antes de reconocer que «no hemos sido capaces en estos cuatro o cinco partidos dar un golpe en la mesa. El equipo ha habido veces que no ha tenido suerte y otras no ha sabido».

La situación es más dolorosa si se tiene en cuenta que es la segunda temporada consecutiva en la que no se alcanza el 'play off' por un calamitoso final de temporada. En este sentido, Toché asume que es «casi peor porque este año estábamos más cerca que el año pasado y da mucha rabia que se nos escape esto que era muy bonito para todos».

Lo que dejó claro es que los jugadores se sienten los máximos responsables de lo sucedido y él de una forma especial, ya que llegó a asegurar que «soy el principal culpable porque soy de los que más ha jugado». «No he estado al nivel que la gente esperaba», recalcó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate