El Comercio
Real Oviedo
Saúl Berjón, durante el entrenamiento de ayer.
Saúl Berjón, durante el entrenamiento de ayer. / ELOY ALONSO

«Hace muy poco estábamos en Tercera y Segunda B»

  • Saúl Berjón destaca la importancia de lograr la permanencia y afirma que hay mucha gente que se ha olvidado de donde viene el equipo

El Real Oviedo se había marcado el objetivo de entrar en el 'play off' para esta temporada y el pasado domingo perdió casi todas sus opciones de hacerlo. Sin embargo, el extremo ovetense Saúl Berjón relativizó ayer el hecho de no haber alcanzado la meta y recordó el pasado reciente del equipo, «que solo lleva dos temporadas en Segunda», tras unos años fuera del fútbol profesional.

Además, no quiso pronunciarse sobre el futuro del técnico, algo que considera que a él no le compete, y dijo uno de los aspectos que les falló en la fase final del campeonato fue el acierto cara al gol además de algunos arbitrajes que les perjudicaron.

El ovetense, llegado en el mercado de invierno al conjunto azul, comenzó por reconocer que no se habían cumplido las expectativas a nivel individual y colectivo. «Si el Oviedo no las cumple, Berjón tampoco, no voy por libre. Vamos en el mismo paquete».

Sin embargo, el futbolista dejó claro que para él la temporada no fue tan mala, «ya que conseguimos salvar la categoría, no hay que olvidarse que hace muy poco estábamos en Tercera y Segunda B, que hay bastante gente que lo tiene olvidado». En la misma línea reconoció que que «es muy bonito jugar un 'play off' y ascender, pero con el pasado reciente que tenemos seguir en Segunda tampoco está mal».

Saúl Berjón reconoce que, pese a que las matemáticas todavía les dan algunas opciones, éstas son remotas. Lo que les toca ahora es acabar la temporada lo mejor posible, ganando al Sevilla Atlético. «Va a saber a poco pero por lo menos tenemos seguir ganando y dando buena imagen», subrayó.

Otro aspecto que recalcó el ovetense es que no solo el equipo azul tuvo problemas al final de temporada ya que el resto de rivales también fallaron bastante. Por eso dijo que el final fue «duro», pero no solo para el Oviedo. «Estuvimos casi a la altura de todos los equipos. Llevamos con cincuenta o cincuenta y pico puntos siete partidos, pero es que los demás también. Nos sacan cinco o tres puntos, tampoco nos sacan mucho mas». Aunque insisitió en que el final fue «feo, en el que los de abajo apretaron más que los de arriba».

Sobre las causas de la mala racha que están atravesando, el extremo explico que en los últimos partidos considera que «merecemos mas, los árbitros nos quitaron algún punto que nos hubiera dado bastante vida, pero tenemos que mirarnos a nosotros mismos». Del mismo modo recordó que en Córdoba «era donde nos la teníamos que jugar» y los andaluces estuvieron más acertados, «tuvimos más ocasiones pero ellos las metieron y nosotros no».

Otro de los motivos que ve para los malos resultados en esta fase del campeonato es que el equipo «tuvo un poco de mala suerte de cara a gol en el final. Al principio llegábamos media vez y metíamos dos goles y en los últimos partidos llegábamos bastante al área contraria pero no éramos capaces de meterla». Una circunstancia que no achacó solo a los delanteros sino todos los componentes del equipo.

Sobre el futuro de Hierro no quiso opinar y dijo que «yo ahí no entro, son cosas del club, yo me dedico a entrenar».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate