El Comercio
Real Oviedo

fotogalería

Hierro sostiene los petos, cabizbajo, durante el entrenamiento. / ELOY ALONSO

REAL OVIEDO

Real Oviedo | «Voy a intentarlo hasta final de temporada y ya se verá»

  • Hierro se muestra molesto porque se dé por hecha su salida del club y aplaza la decisión al término del campeonato

Fernando Hierro se mostró ayer molesto por los rumores sobre su futuro y su posible salida del Real Oviedo, ya que aseguró que es algo que se decidirá dentro de un par de semanas, cuando se siente a hablar con el club. El técnico quiso dejar claro que es ajeno a todas las informaciones que le sitúan fuera del equipo al final de temporada e insistió en que su único pensamiento ahora está en apurar las escasas opciones que tienen de entrar en el 'play off', para lo que se centra en el partido del domingo.

El entrenador azul trató de dar normalidad a los rumores sobre su futuro diciendo que no le molesta que se hable de ello porque lleva «mucho en esto, pero me sorprende que todos sepáis más de mi vida que yo». El técnico señaló en la rueda de prensa que ofreció ayer, la habitual en la previa de un encuentro, que a él nadie le llamó para preguntarle sobre su futuro y que «todo el mundo escribe y todo el mundo opina cuando ya los resultados deportivos no son buenos y todo el mundo entiende que no hay opciones».

El entrenador destacó que él siempre dijo que «a final de temporada nos sentaríamos a hablar con naturalidad». «Nunca he insinuado nada, ni he dejado una puerta abierta, yo me debo a mi club, estoy bien y soy un profesional que va a intentarlo hasta final de temporada, a partir de ahí ya se verá», expuso.

En varias ocasiones mostró su extrañeza porque todo el mundo sepa más de su futuro que él mismo y recalcó que no ha «engañado a nadie». «Seguimos teniendo un reto y es por el que vine a este club a entrenar, a partir de ahí no gasto ni un gramo de fuerza en pensar en otra cosa que no sea en entrenar y luchar por las opciones que tenemos», aseguró.

Sobre el hecho de que cuando llegó al club se marcara un plazo de cuatro o cinco años para llegar a Primera, comentó que eso era así y que «hasta final de temporada no voy a decidir». «Somos varias partes, nos sentamos y razonamos como personas normales y sacaremos la valoración final», indicó.

No obstante, reconoció que «vine aquí para luchar por el 'play off', no voy a echar balones fuera, ni sacar el ventilador, asumo mi responsabilidad como entrenador». Igualmente insistió en que él todavía ve posibilidades, no se va a rendir y va «a intentar ganar para llegar al último partido con opciones». «Que se cumplan los objetivos es otra cosa, pero no nos vamos a rendir», apostilló.

«No nos deis por muertos»

Lo que sí parece que no le ha gustado al técnico es que el entorno haya dado por perdida la temporada. «Toda la semana ha sonado a negativo, a desastre, pero aún tenemos opciones y yo como persona y entrenador me agarro a todo ello, entiendo que la vida es así», afirmó antes de expresar que es consciente de lo que significa «este club, el entorno y la exigencia que tiene, lo que representa y el sentimiento». «No nos deis por muertos todavía, mientras haya una posibilidad lo vamos a intentar», agregó.

Sobre su futuro insistió en que es algo que se decidirá cuando acabe la temporada y que hasta el momento no se ha producido ninguna reunión, ni está decidido lo que va a suceder. Reiteró que las informaciones que le sitúan fuera del club no ha salido de él, ya que únicamente está centrado en entrenar y preparar el próximo partido.

De lo que sí es consciente es de que la afición pueda estar decepcionada con el equipo. «Somos profesionales, cómo no vamos a entender de ilusión y exigencia», indicó. Por eso afirma que lo que le pueden ofrecer a los aficionados es realizar un último esfuerzo para ganar el próximo partido. «Si el equipo se deja la vida en el campo del 1 al 90 la gente se va contenta a casa. Este público es así. Vamos a por todas las pocas opciones que tenemos, luego ya habrá tiempo para analizar, tenemos un porcentaje pequeño de opciones, vamos a pelear por él, no nos vamos a rendir, no voy a permitir que lo haga nadie», aseveró.

En cualquier caso, el entrenador no teme un mal recibimiento al equipo el domingo. «Entiendo que la gente esté enfadada, entiendo que se nos escapó por poco otra vez, pero si la gente ve que su equipo se deja el alma nos va a apoyar y va a estar con nosotros», expresó.

En definitiva, el técnico emplazó al término del encuentro del domingo para tomar algunas decisiones y saber si todavía quedan opciones de poder tener aspiraciones de entrar en el 'play off'.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate