El Comercio
Real Oviedo
Fernando Hierro da instrucciones a sus jugadores.
Fernando Hierro da instrucciones a sus jugadores. / MARIO ROJAS

Real Oviedo | «El día no ha sido fácil para nadie, pero pelearemos hasta el final»

  • Fernando Hierro reconoció que el ambiente no fue bueno, pero se agarra a las pocas opciones que les quedan de entrar en el 'play off'

El partido de ayer no fue fácil para nadie pero deja como conclusión que el equipo llega a la última jornada con opciones de entrar en el 'play off'. Al menos, así lo vio Fernando Hierro al final del encuentro. El técnico reconoció que el ambiente fue complicado y afirmó que a Jon Erice, pese a los silbidos, lo encontró bien como al resto de sus compañeros. Sus pensamientos, confiesa, se centran en el partido del próximo sábado, ante el Elche.

El malagueño destacó el valor de los tres puntos «un día que no ha sido fácil, los chicos hay que agradecerles la personalidad y el carácter en un partido complejo y difícil». Recalcó el trabajo de los suyos ante la dificultad añadida por el ambiente. «Lo han afrontado con hombría, como grupo, se ha visto desde el primer minuto que salían conscientes de lo que se podían encontrar», advirtió antes de insistir en las conclusiones «positivas»: el Oviedo llega con posibilidades de 'play off' a la jornada 42».

Sobre la actitud de la grada, expresó su «máximo respeto por nuestra gente, por la forma de sentir el futbol aquí, nada más que decirles» e hizo hincapié en que el equipo «con nuestros defectos con nuestras virtudes, sabiendo que ha sido un año complejo, pero también que el Real Oviedo está peleando hasta la última jornada por el 'play off'».

Lo que si lamentó el técnico es que se perdiera entre todos «una gran oportunidad de hermanamiento, porque mientras hay vida hay esperanza, y nosotros la vamos a luchar».

Ante esa adversidad, comentó que él vio «un equipo con personalidad, solvente, que colectivamente ha trabajado muy bien, que desaprovechó oportunidades para ampliar el marcador». En ese sentido, también se refirió a la buena actitud de los suyos diciendo que «cuando vas con 1-0 sufriendo, sabiendo más o menos los resultados que hay, el equipo mostró hombría, personalidad, y no era un día fácil. Han demostrado que tienen personalidad para aguantar el ambiente».

En cuanto al ambiente hostil, reiteró que «no era un día fácil para nadie, ni para mí ni para ellos, ni para nadie. Y el equipo ha aguantado bien y eso es de agradecer».

Sobre el mal primer tiempo comentó que «con lo que había alrededor demasiado bien se entró al partido» y añadió que «seguramente en otra situación hubiéramos ganado el partido con más tranquilidad».

Ahora, lo que tiene claro es que hay que centrarse en el encuentro del sábado y pelear «las opciones que hay». A este respecto, recordó que él, como jugador, perdió «dos ligas en el último partido», en alusión a los desenlaces ante el Tenerife.

«Yo soy de los que piensa que todo va a salir bien, mientras haya vida tenemos que luchar por ella» dijo, a la vez que lamentó las oportunidades desperdiciadas: «Me daba la sensación de con una victoria más podíamos tener muchas opciones».

Finalmente, respecto a cómo había encontrado a Jon Erice después del partido, valoró la «personalidad y el carácter» que mostró. «Es un jugador que entrega todo lo que tiene y cuando uno entrega todo lo que tiene no pierde nunca», subrayó sobre el jugador, centro de las críticas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate