El Comercio
Real Oviedo

Real Oviedo

El Real Oviedo ya trabaja en la planificación de la próxima temporada

El meta Alfonso, Diegui, con las manos en la cara, y Lucas Torró se dirigen al campo de entrenamiento en El Requexón.

El meta Alfonso, Diegui, con las manos en la cara, y Lucas Torró se dirigen al campo de entrenamiento en El Requexón. / Eloy Alonso

  • Joaquín Del Olmo, Martín González y César Martín están al frente del proyecto del conjunto oviedista para el nuevo curso

La temporada para el Real Oviedo acabó el sábado en el estadio Martínez Valero. Y, del mismo modo, la actividad de la entidad se trasladó del terreno de juego a los despachos con el objetivo de afrontar el proyecto para la próxima temporada, en la que se intuyen muchos cambios en el capítulo deportivo.

El camino lo marcó nada más terminar el encuentro ante el Elche el propio Arturo Elías. Y lo hizo con un 'tuit' dirigido a la afición en el que lamentó no haber logrado entrar en el 'play off'. Pero, en el mismo mensaje, también apuntó el siguiente paso que tiene previsto el Grupo Carso: «Planear y hacer mejor las cosas», con el objetivo que se han marcado a medio plazo de devolver al equipo a Primera División.

Al frente del proyecto azul para la próxima temporada seguirá Joaquín del Olmo, el enviado del grupo azteca en el Oviedo. Junto a él, el secretario técnico, Martín González, y César Martín serán los responsable de la planificación deportiva del club.

El proyecto de la temporada se encuentra pendiente de conocer el presupuesto con el que se contará, ya que, aunque se tiene una idea de la cantidad que manejará la entidad, la definitiva no se fijará hasta que concluya la ampliación de capital que está en marcha. La previsión es que en la mencionada ampliación se produzca una importante entrada de capital en el club, lo que podría aumentar sensiblemente el tope salarial. Esta aportación podría proceder de nuevos accionistas extranjeros.

En la presente temporada, el tope salarial del conjunto ovetense fue de 6,8 millones de euros, el cuarto de la categoría, por detrás de los recién descendidos Rayo Vallecano, Getafe y Levante. Este año es probable que el del equipo oviedista sea superado por más rivales, teniendo en cuenta las ayudas al descenso de equipos como Osasuna, Granada y Sporting

Una vez conocida la disponibilidad económica del proyecto, el segundo paso será comenzar la planificación deportiva. Sin embargo, no se parte de cero, ya que, a lo largo de la temporada y en especial desde hace unas semanas, cuando las opciones de 'play off' del equipo se fueron reduciendo, se aceleraron algunas gestiones y se comenzó a trabajar en el escenario de seguir una temporada más en Segunda División, la tercera consecutiva.

En principio, aunque el club no se ha pronunciado sobre las bases del proyecto y no es probable que lo haga, ya que el objetivo es que los hechos sean los que hablen, parece que se apostará por una idea de plantel con experiencia en la categoría. El primero, el técnico, y, después, los jugadores.

Otro de los errores de la presente temporada que se tratará de evitar es el tamaño de la plantilla, que estuvo compuesta por 25 jugadores, lo que cerró las opciones de que los jugadores de la cantera adquirieran presencia en el primer equipo. La amplitud de la plantilla tiene una influencia directa en el gasto destinado a la misma.

Además, el club tiene previsto afrontar la salida de alguno de los actuales componentes del grupo, aunque tengan contrato en vigor para la próxima campaña. Eso podría limitar la disponibilidad económica para la formación de la plantilla, debido a que, en caso de que alguno de ellos abandone la entidad mediante indemnización, esta sería incluida en el tope salarial.

Seis cedidos

En el grupo actual hay jugadores en todo tipo de circunstancias contractuales, comenzando por la presencia de seis jugadores cedidos -Óscar Gil, David Costas, Lucas Torró, Nando, Borja Domínguez y Carlitos-. Luego están los que finalizan contrato, los que lo tienen y cuya continuidad interesa, y los que se pretenden rescindir. En el caso de los cedidos, David Costas, Lucas Torró y Borja Domínguez son los que parece que interesan al club, pero dependerá de las intenciones tanto de los jugadores como de sus clubes de origen. El alicantino Lucas Torró ya mostró la pasada semana su disposición a seguir, mientras que en el caso de David Costas parece más complicado.

El aspecto deportivo no es el único en el que se está centrando el club, ya que hay otros frentes abiertos en los que se están realizando gestiones. La campaña de socios y la camiseta de la presente temporada son dos cuestiones en las que el club trabaja desde hace tiempo con el objetivo de que se puedan tener disponibles antes que en campañas anteriores. Una de las cosas que se quieren evitar es lo sucedido con las elásticas del conjunto azul en las dos últimas temporadas, que no llegaron hasta casi el comienzo del curso. La próxima será la segunda temporada en la que Adidas será el espónsor técnico de la entidad ovetense.

En los próximos días podrían comenzar a producirse noticas en todos los ámbitos de la entidad para el nuevo proyecto del Grupo Carso, que sigue teniendo en el horizonte el ascenso a Primera, aunque sin urgencias, ya que se insiste en la idea de reforzar la estructura del club para sentar unas bases sólidas en la entidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate