El Comercio
Real Oviedo

Una losa lejos del Carlos Tartiere

  • Los oviedistas perdieron en los partidos como visitante la oportunidad de entrar en el 'play off'

Al Real Oviedo le faltó una victoria para entrar en el 'play off' de ascenso a primera y una vez finalizada la temporada parece claro que ese partido, o esos tres puntos, se quedaron lejos del Carlos Tartiere, donde el rendimiento del equipo estuvo entre los peores de la categoría. Por el contrario, los azules fueron uno de los mejores equipos como locales donde sus números solo fueron mejorados por el Levante y el Getafe.

Los de Fernando Hierro no solo no lograron sumar muchos puntos a domicilio, sino que también encajaron varias goleadas que minaron la moral del equipo y le llevaron a tener inseguridad en determinadas fases del campeonato.

Los azules fueron un equipo con dos caras a lo largo de toda la campaña, con un inexplicable cambio de rendimiento en los partidos como visitante. Partidos como el de Huesca, Alcorcón o Sevilla Atlético fueron un duro varapalo a las aspiraciones del equipo a lo largo de toda la campaña. Entre los encuentros en que el equipo mostró sus dos caras fue en Tarragona, cuando tras adelantarse por 2-0 en el marcador, acabaron empatando tras una muy mala segunda mitad y dejándose allí muchas de las opciones de pelear por el ascenso.

A lo largo de los 42 partidos de liga solo hubo cinco equipos peores que los azules. El conjuto ovetense sumó únicamente 17 puntos como visitante, con cuatro victorias, cinco empates y 12 derrotas.

El Real Oviedo logró los mismos puntos que el Sevilla Atlético y solo superó al Rayo Vallecano, Mirandés, Alcorcón , Mallorca y Almería. No hay que olvidar que en esa lista figuran dos de los equipos que descendieron: Mirandés y Mallorca.

El Levante que arrolló esta temporada tanto en casa como fuera, fue el mejor visitante de la liga, sumando 30 puntos, seguido del otro equipo que logró el ascenso directo, el Girona, con 28.

Además, los oviedistas fueron el equipo más goleado a domicilio, donde recibió 35 goles, únicamente uno más que el Mirandés, último clasificado, que recibió 34 tantos. Tampoco en el apartado goleador mejoraron las cosas para el equipo de Hierro, que logró 19 goles, superando a ocho equipos.

En este apartado destaca el Reus que ha sido con diferencia el equipo que mejor rentabilizó los goles a domicilio, ya que marcó únicamente 13 goles, pero le permitieron sumar 25 puntos, gracias a que solo encajaron 14.

La diferencia de goles de los ovetenses fue de menos 16, solo tienen peor coeficiente Mirandés y Alcorcón.

En el aspecto positivo de la temporada del equipo estuvo en el buen rendimiento en el Carlos Tartiere. Los ovetenses fueron el tercer mejor equipo, con 44 puntos, solo superados por el Levante que sumó 54 y el Getafe que alcanzó los 46. Los oviedistas solo perdieron tres partidos como locales, mientras que empataron cinco y ganaron en 13 ocasiones.

Los azules basaron su buen rendimiento como locales en la seguidad defensiva, ya que fueron el equipo menos goleado en su campo, con 12 goles recibidos. El Levante recibió 14 goles , los mismos que el Tenerife y Cádiz, mientras que el Getafe recibió 13.

La mala racha en los dos últimos meses de competición de los azules coincidieron también con tropiezos en el Carlos Tartiere, como la derrota ante el Alcorcón y los empates frente al Huesca y Zaragoza.

En reiteradas ocasiones, tras las derrotas del equipo a domicilio Fernando Hierro apeló a la falta de carácter y competividad de los jugadores para explicar el bajo rendimiento del equipo como visitante, que, a la postre, le impidió lograr el objetivo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate