El Comercio
Real Oviedo

«Ha sido una experiencia maravillosa entrenar este equipo»

  • El consejo que daría a otro entrenador que le pregunte por el Real Oviedo sería «que viniese; es un gran club y una gran ciudad»

La del banquillo azul fue la primera experiencia de Fernando Hierro como primer entrenador y el malagueño la calificó de «maravillosa». El técnico destacó lo bien que se sintió en la ciudad y descartó pronunciarse sobre su futuro, ya que ahora lo único que tiene claro que hará es descansar unos días junto a su familia. Además, dijo que si alguien le pide consejo para venir al Real Oviedo su consejo sería «que viniese, que es un gran club, una gran ciudad y que ojalá tenga la suerte que no hemos tenido nosotros. El reto merece la pena».

Sobre su valoración sobre la primera experiencia como entrenador y si le ha servido para aclarar si en un futuro prefiere el banquillo o los despachos, el entrenador bromeó señalando que lo que de verdad le gustaría es «tener 20 años y seguir jugando». Luego abundó en el asunto y dijo que las facetas anteriores de director deportivo en la Federación Española de Fútbol y mánager general del Málaga le han servido «para ser entrenador, para el día a día, la toma de decisiones» y concluyó que «todo ha sido muy enriquecedor en este año como entrenador» al igual que le ayudó conocer de sus etapas previas lo que rodea el fútbol. En definitiva, Hierro dijo que «ha sido una experiencia maravillosa entrenar un club como este».

También fue preguntado por si el cargo de entrenador se parece al de ser capitán del Real Madrid o la selección y dijo que «son dos cosas totalmente diferente, una cosa es ser jugador, capitán o no, eres responsable de un rendimiento, de un comportamiento, y otra ser el entrenador y tomar decisiones continuas».

En este sentido, insistió en que son roles totalmente distintos, ya que «el entrenador es el padre de las derrotas, cuando ganas ganamos todos, y cuando se pierde, pierde siempre el mismo. Eso es cosa del fútbol». Pero eso no es algo que le afectara, puesto que afirmó que aceptó esa responsabilidad «sabiendo y entendiendo que este club necesitaba por mi experiencia y pasado que yo diera ese paso hacia adelante, haciéndome responsable de más cosas que entrenar». Eso lo hizo por «proteger al club y a los jugadores, y porque la experiencia me dice que con tanto ruido alrededor, es lo que tenía que hacer. Intentar hasta final de temporada hablando solo de fútbol». Ese apartado cree que lo logró hasta la jornada 41.

Sobre su futuro y los derroteros que tomará su carrera, comentó que ahora lo único en lo que piensa es en «irme a descansar con mi familia y no tengo ningún plan que no sea ese, esto es fútbol, no sabes que puede pasar dentro de un mes, dos o tres, pero el futuro nunca se sabe». En las últimas semanas se ha hablado de posibles destinos para la próxima temporada, algo que calificó de «rumores, todo el mundo habla».

Finalmente, reiteró lo cómodo que se había sentido en la ciudad en todo este tiempo «es una ciudad extraordinaria, me ha tratado muy bien, he salido de casa con las cosas mejor o peor, ganando o perdiendo, y la gente por la calle ha tenido un comportamiento exquisito conmigo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate