El Comercio
Real Oviedo

La experiencia como premisa principal del nuevo entrenador

  • El club baraja varios nombres de técnicos que tienen como denominador común su veteranía en los banquillos

El Real Oviedo tiene abiertos varios frentes para la contratación del nuevo entrenador, pero en todos los casos el denominador común es que sea un técnico con experiencia en los banquillos. Luego habrá otras consideraciones a tener en cuenta. Por ejemplo, se valorará que tenga conocimiento de la Segunda División. Además, por las características del club, también se entiende que el nuevo entrenador pueda asumir la presión de un club como el oviedista, con cerca de 20.000 abonados, y en el que se vive el fútbol con pasión.

Las experiencias con Generelo y Fernando Hierro parece que serán las últimas en el club de entrenadores noveles. En el caso contrario, se recuerda lo sucedido con Sergio Egea, de perfil bajo, pero amplia trayectoria en el mundo del fútbol, que dio buen resultado, especialmente en la primera temporada, en la que consiguió el ascenso. En la segunda, los problemas con el vestuario desencadenaron en su salida.

El club azul ha recibido ofertas de numerosos entrenadores y se han mantenido contactos con algunos de ellos para conocer su disponibilidad y las intenciones que tendrían si se hicieran cargo del equipo.

Como ocurre en todas las decisiones de la entidad, aunque Joaquín del Olmo, César Martín y el secretario técnico, Ángel Martín González, son los que están trabajando en la búsqueda del entrenador, la última palabra, como en todas las decisiones importantes que afectan al club, será de Arturo Elías, en base a los informes que reciba.

La discreción es una de las características habituales en las gestiones que realiza el club, por lo que no han trascendido nombres desde la entidad, que se mantiene ajena a los rumores que están surgiendo sobre el banquillo azul. La decisión, en cualquier caso, se espera que no se dilate más de la próxima semana, aunque, en función de la decisión que finalmente se adopte, podría ser inminente.

En la actualidad son pocos los equipos de Segunda División que no tienen entrenador. El Lugo ha sido el último en quedarse sin técnico, ya que ayer se anunció la salida del club de Luis César Sampedro. El Valladolid tampoco tiene entrenador y de los que están disputando el 'play off' de ascenso los que presentan más dudas son el Getafe y Huesca, en los que el destino de Bordalás y Anquela dependerá del desenlace final.

Esta situación tiene una lectura positiva ya que algunos de los técnicos que interesan se encuentran ante la última oportunidad de contar con un proyecto interesante para la próxima temporada, como el que tiene previsto ofrecer el conjunto oviedista.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate