El Comercio
Real Oviedo
Anquela, durante su etapa en el Granada, en el partido disputado en el Santiago Bernabeu.
Anquela, durante su etapa en el Granada, en el partido disputado en el Santiago Bernabeu. / EFE

REAL OVIEDO

Real Oviedo | Anquela: un técnico «valiente»

  • Juanma Marrero y Nagore, que fueron discípulos suyos, creen que es un «acierto» que Anquela pueda ser el técnico del Real Oviedo

Parece cuestión de horas que Juan Antonio Anquela se convierta en entrenador del Real Oviedo para la próxima temporada. Una decisión avalada por jugadores que estuvieron bajo las órdenes del técnico jienense. Coinciden en señalar como un acierto la apuesta tanto por sus carecterísticas como entrenador como por el plano personal.

El ex defensa del conjunto oviedista Juanma Marrero, que estuvo a las órdenes de Anquela dos temporadas en el Numancia, fue muy claro al asegurar que para él su fichaje sería «un acierto».

En declaraciones a EL COMERCIO, el defensa canario no ahorró elogios para el técnico, con el que fue titular durante sus dos campañas en el cuadro soriano. Juanma describe a Anquela como una persona «que vive el fútbol por encima de lo que lo pueda hacer cualquier entrenador que conozco».

Juanma vivió buenos y malos momentos en el Real Oviedo. Conoce bien al club y también a Anquela. En su opinión, el técnico puede encajar «perfectamente», ya que «es el tipo de entrenador que le va a venir bien al club por su valentía». «Es el entrenador que necesita el Oviedo», profundiza. Además, añade que se trata de un técnico que es «exigente», que aspira a ser campeón, «no le vale empatar en el último minuto».

En definitiva considera que se trata del entrenador «perfecto» tanto por carácter como por su conocimiento de la categoría. Nadie como él, sustenta, para un club que debe aspirar a lo máximo en Segunda División. El fútbol que propone Anquela va a ser del agrado del Carlos Tartiere, según Marrero, «porque es un entrenador decidido, no especula, es muy ofensivo le gusta atacar y que el equipo sea protagonista en los partidos».

El pasado sábado, la imagen de Anquela encarándose con David López tras sustituirlo en Getafe es para Juanma algo que es más producto de la forma de ser del entrenador, al que define como «muy impulsivo, consecuencia de la exigencia que impone en los partidos y en los entrenamientos». Al margen de todo, opina que se trata de una persona que es «todo corazón, ama lo que hace, cuando hace esas cosas al minuto está arrepentido y pidiendo perdón a todo el mundo, pero es una consecuencia de la pasión con la que vive su profesión». El defensa le califica en lo personal como «muy cariñoso porque te da todo» y lo considera como si fuera «un padre para los futbolistas».

Uno de los jugadores que mejor conoce a Anquela es el actual defensa del Huesca Nagore. El madrileño estuvo tres temporadas a las órdenes del andaluz en el Alcorcón y luego temporada y media en el conjunto oscense.

Nagore comentó ayer a este periódico que la principal virtud de Anquela como entrenador es «la manera de gestiona el grupo». Para el defensa, el jienense es un técnico que «todo lo que pueda ayudar al jugador lo va a ayudar, mira por la persona y no duda en dar todo lo que puede» y concluye que «mientras que no le falles siempre está a tu lado».

«Como un padre»

Todo lo que sale de Nagore hacia Anquela son elogios y reconoce que para él ha sido más que un entrenador: «Cuando llevas tantos años te conoce es un padre, mis mejores años como futbolista han sido con él, siempre he estado a gusto y contento. Como es normal ha habido buenos y malos momentos, como pasa en las familias pero es una persona extraordinaria». Por todo esto, el madrileño reconoce que «personalmente le estaré eternamente agradecido».

Sobre cómo puede encajar en el conjunto ovetense, Nagore no duda que sería un acierto en todos los sentidos: «Un club como el Oviedo tiene que ser un equipo que intente el ascenso, por masa social y por historia, y Anquela le puede venir perfecto, conoce la categoría y sacará el máximo rendimiento a los jugadores». Su convencimiento es que el técnico será capaz de conducir al club «a donde tiene que estar».

En cuanto a la forma de jugar de los equipos de Anquela, Nagore explica que siempre «suelen jugar bien al fútbol e intentan controlar el partido, apretar arriba, llevar la iniciativa. En Segunda se sabe que es una competición de mucha garra, de correr, de esfuerzo físico y esfuerzo, sin balón le gusta apretar y hacerse con él cuanto antes».

Insiste en destacar las cualidades que exhibe Anquela como gestor del grupo, «un don que es vital». Desde el primer día, cada uno de los futbolistas sabe lo que quiere de ellos y eso, apunta Nagore, es muy importante.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate