El Comercio
Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | Anquela: «Quiero trabajar, pero o se hace a gusto y donde uno quiere, o me iré a mi casa»

Anquela, la izquierda, junto al presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, en su adiós.
Anquela, la izquierda, junto al presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, en su adiós. / DIARIO DEL ALTO ARAGÓN
  • El técnico, el preferido para el banquillo del Oviedo, se reunió ayer en Madrid con su representante para conocer sus alternativas

Juan Antonio Anquela ya piensa en su futuro. Y este puede estar muy cercano al banquillo del Real Oviedo. Ayer se despidió del Huesca, club en el que ha estado enrolado en las dos últimas campañas. El técnico, en cualquier caso, no quiso hablar de las opciones de entrenar al conjunto azul y emplazó a los próximos días para tomar una decisión.

El técnico jienense, que es la principal opción al banquillo azul, aunque no la única, se desplazó tras la rueda de prensa que ofreció en la sala de prensa de El Alcoraz a Madrid, donde almorzó con su representante para comenzar a tratar de las alternativas que maneja para la próxima temporada, con la oferta carbayona como primera opción, aunque no es la única que maneja.

En su despedida del conjunto oscense, el técnico no nombró en ningún momento al Real Oviedo de forma explícita, pero sí hizo una referencia al club azul al asegurar que «todo el mundo habla de que tengo un equipo, que me voy a ir. Yo, cara a cara, no he hablado con nadie, ni he firmado con nadie». No obstante, el entrenador, que reiteradamente insistió en que no hablaría de futuro hasta que finalizara la competición, hizo hincapié en que «solo sé lo que me ha podido decir mi representante, nada más». Es decir, dejó entrever que su entorno ha podido mantener contactos con el conjunto oviedista.

Lo que sí anunció es que se iba a Madrid, tras la rueda de prensa, con la intención de «tener una reunión». «La tendré y, si no, me iré a mi casa», puntualizó. El encuentro con su representante se produjo en la capital de España. Fue durante una comida en la que se abordaron las alternativas que el técnico maneja. En especial, la del conjunto azul.

Juan Antonio Anquela, sea como sea, tiene muy claro que su intención es continuar en los banquillos la próxima temporada. «Yo quiero trabajar, pero o se hace a gusto y donde uno quiere, o simplemente me iré a mi casa. Porque, cuando vino el Huesca a llamar, yo estaba en mi casa». «Y bendito el día», insistió el entrenador», dijo.

Estas fueron las únicas palabras que ofreció sobre su futuro el técnico, que se encuentra a la espera de tomar una decisión que se espera no se demore más de un par de días.

Respecto a los motivos de su decisión de no seguir en el banquillo oscense la próxima temporada, indicó que no es una cuestión de fuerzas, pero hizo hincapié en que «hay que tomar las cosas como vienen y hay decisiones comprensibles y otras que no son comprensibles». «Tengo fuerzas. A ver si puedo seguir entrenando. Pero lo que yo no tenía eran ya palabras para venir a decir a mis futbolistas el año que viene», prosiguió. En esa línea, y visiblemente emocionado, explicó que «hay discursos que se acaban y yo gasté casi todas las palabras. Y, cuando uno se queda sin palabras, mal negocio».

También apuntó que «ha sido una decisión muy dura porque aquí ya no solo dejo gente del fútbol, que a esa te la vas encontrando después por el camino, sino que dejo muy buenos amigos». Anquela explicó que había sido una decisión meditada y que responde fundamentalmente a que «en la vida hay que tomar decisiones y no sé si será acertada o no, pero lo único que puedo decir es que aquí he sido muy feliz».

Por último, hizo referencia a la buena plantilla que tuvo está temporada, de la que destacó que son un «gran grupo humano», y que para él los jugadores son personas por encima de números.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate