El Comercio
Real Oviedo

real oviedo

Anquela espera «construir un equipo que compita e ilusione a su afición»

video

El presidente del Real Oviedo, Jorge Menéndez Vallina con Anquela, nuevo entrenador del club azul / Piña

  • El nuevo entrenador del Real Oviedo se deshace en elogios hacia la hinchada, elude hablar de la confección de la plantilla y confía en «disfrutar» del derbi

Antes de confesar su sorpresa por la repercusión mediática que ha envuelto a su presentación, Anquela ha definido este mediodía una de sus grandes metas en la etapa que inicia como entrenador del Real Oviedo. “Me gustaría ver este campo a reventar. Si con 14.000 el ruido es tremendo, con el campo a reventar ni te cuento lo que podría ser”, ha expresado el técnico jienense, que ha recordado que su idea de unir su camino con el del club carbayón “viene de largo” en alusión a las conversaciones mantenidas años atrás.

“Por una cosa o por otra no se había podido realizar, pero al día siguiente de terminar esta temporada que tenía la opción de venir y no lo dude ni un segundo”, ha expresado el andaluz para refrendar las palabras del presidente Jorge Menéndez Vallina, que había calificado la negociación como “muy sencilla”. “Espero conseguir lo mejor. Siempre que venía aquí se me ponía el pelo de punta y decía “madre mía, de aquí no salimos vivos”. Es un estadio de Primera División y con una afición con muchas ganas. Vamos a intentar pelear y ser el equipo que yo he querido tener siempre”, ha indicado antes de asegurar que allá donde va se marca siempre “el mismo reto, dar el máximo cada día”. “Lo único que deseo es estar a la altura de lo que significa este club”, ha apostillado.

Respecto al estilo de juego que desea desarrollar en el Carlos Tartiere, ha reconocido que los equipos a los que ha dirigido tienen un sello pero en Oviedo necesita analizar y decidir de acuerdo a los mimbres. “Necesita futbolistas que sepan aguantar la presión y el ritmo que impone la Segunda División. Lo más importante es saber qué terreno se pisa”, ha indicado tras regatear las cuestiones que afectan a la confección de la plantilla.

“Vengo a construir un buen equipo de fútbol con la ayuda de la gente superpreparada para esto. Hay que hacer que este equipo compita, trabaje e ilusión como se merece la afición”, ha argumentado Anquela, que ha añadido que el “que quiera triunfar en el Oviedo tiene que aguantar la presión que impone este campo”. “En el fútbol no sabes cuál es tu sitio y a las pruebas me remito. La Segunda División es una batalla diaria y hay que refrendarlo el domingo”, ha aseverado a la hora de fijar objetivos, para los que considera imprescindible evitar la ansiedad. “No se asciende en octubre, alguno asciende el 24 de junio como hizo el Getafe. Si se puede hacer antes, mejor que mejor. Hay que competir todos los domingos porque la igualdad es tremenda”, ha afirmado el jienense antes de expresar su visión del derbi asturiano.

“Eso tiene que ser precioso. Llevamos 14 años sin verlo y esa hay que disfrutarlo. Hay que competir como el que más porque la semana de después será muy larga o muy dulce. Estamos preparados para que sea muy dulce”, ha proclamado Anquela, que ha confesado que ha recibido un mensaje de su exjugador en el Huesca Christian Fernández, con el que ahora se reencontrará en Oviedo. Una ciudad en la que comienza a recibir el cariño de una afición que se ha acercado al Carlos Tartiere de forma numerosa para darle la bienvenida. Tras saludarles con paciencia y simpatía, ha abandonado el estadio en medio de cánticos de ánimo para visitar a los niños del campus del club.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate