El Comercio
Real Oviedo

Anquela también desata la ilusión entre la cantera de aficionados oviedistas

El nuevo técnico azul abraza a uno de los participantes en el campus del club durante su visita.
El nuevo técnico azul abraza a uno de los participantes en el campus del club durante su visita. / Á. PIÑA
  • El jienense visitó a los niños del campus del club tras una presentación en la que recibió las primeras muestras de cariño en el Tartiere

Justo después de esbozar las intenciones por las que desea vertebrar su etapa en el banquillo del Real Oviedo, Anquela asomó por la bocana de vestuarios y su cara reflejó una mueca de asombro al observar a los aficionados oviedistas que esperaban a su salida al terreno de juego. Cerca de medio millar de aficionados azules ubicados en uno de los fondos del Carlos Tartiere le recibieron entre aplausos para brindarle las primeras muestras de cariño, a las que el técnico jienense respondió con una amplia sonrisa y amabilidad para saludar a los seguidores más cercanos al terreno de juego, que le deseaban suerte y solicitaban fotografiarse con él.

Entre gritos de «mano dura» y el cántico de apoyo «Anquela te quiere la gente del Tartiere», el entrenador andaluz dejó el césped del municipal ovetense, sobre el que también estaban su representante Luis Alonso y el director deportivo azul Ángel Martín González, para dirigirse a las instalaciones Tensi. El nuevo técnico del conjunto carbayón fue el invitado estelar elegido para alzar el telón del campus del club, donde pudo saludar a un emblemático exjugador como Diego Cervero.

Cuestionario

Los jóvenes oviedistas que componen el primer turno sometieron al capitán de la nave oviedista a un cuestionario que les permitió descubrir su trayectoria como futbolista profesional, en la que destacó su ascenso a Primera y la posterior campaña en la élite del fútbol nacional defendiendo los colores del Elche. Aquel, según recordó, fue el momento que guarda con más cariño antes de colgar las botas y emprender una carrera en los banquillos marcada por su etapa al frente del Alcorcón, como aseguró el veterano entrenador.

«Subimos de Segunda B a Segunda y por un gol no ascendimos a Primera», expuso para saciar la curiosidad de los participantes del campus, que entonaron el cumpleaños feliz por el cuadragésimo séptimo aniversario del presidente Jorge Menéndez Vallina, encargado de acompañar a Anquela a lo largo de la mañana de ayer. «Tenemos que dar algo todos los domingos para que nuestra afición sea decisiva», argumentó el andaluz, que se despidió de la cantera de aficionados oviedistas mientras los componentes coreaban enérgicos su apellido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate