El Comercio
Real Oviedo

El club decidirá las salidas y las llegadas consensuadas con el entrenador

Anquela coge en brazos a un joven aficionado del equipo carbayón.
Anquela coge en brazos a un joven aficionado del equipo carbayón. / ÁLEX PIÑA
  • Anquela asegura que no tiene prisa por cerrar la plantilla, ya que considera primordial acertar con las incorporaciones

Uno de los aspectos que Anquela dejó claro ayer es que será la entidad la que decida que jugadores de la actual plantilla deben abandonar el equipo. «Cuando hablé con el club me lo puso muy fácil, ellos decidirán los futbolistas que tienen que salir», indicó. Por el contrario, sobre los fichajes, comentó que «lo intentaremos hacer en conjunto porque yo creo que así es como va el tema».

Lo que pretende el entrenador es «construir un buen equipo de fútbol con la ayuda de la gente que hay aquí, que está súperpreparada». La siguiente tarea del entrenador será «que ese equipo compita, trabaje y dé a la afición y a la ciudad la ilusión que se merecen, también al Grupo Carso que han hecho crecer a esta empresa».

Anquela cree que no hay que precipitarse con las llegadas de jugadores. «Las cosas se hacen con tranquilidad», afirmó el entrenador, que bromeó al indicar que «en Alcorcón llegaba y decía 'tenemos 8 para empezar la pretemporada, tranquilos que con ocho nos dejan jugar, iremos fichando poco a poco, como podamos'». Además, expuso que, lejos de lo que se cree, el Oviedo no puede fichar todo lo que quiere: «Se mira hasta el último euro y a mí eso me parece correctísimo, porque si no luego vienen los problemas».

Uno de las claves para confeccionar la plantilla es «fichar lo que realmente queremos y luego acertar», pero para ello insistió en que «hay que hacer las cosas con tranquilidad y equivocarnos lo menos posible, que no es fácil».

El técnico se remitió a unas palabras suyas tras un partido ante los azules cuando entrenaba al Alcorcón. «Dije una vez aquí que el Carlos Tartiere se comía a futbolistas muy buenos, y lo mantengo, el que quiera jugar y triunfar en el Oviedo tiene que llevar las cosas muy presentes», proclamó. Lo que se necesita, a juicio de Anquela, son jugadores que «compitan y sepan aguantar una presión que lógicamente impone este campo, su historia y su afición».

Por último, se refirió a la vuelta de los derbis ante el Sporting que se producirá este año. «Eso tiene que ser precioso, es la fiesta del fútbol asturiano y van 14 años sin verla, hay que disfrutarlo y competir como el que más, porque si no esa semana será un tormento para todos». En este sentido destacó que deben ser conscientes de lo que «representa ese partido». «Esa semana competiremos como contra todos, pero sabiendo que podemos hacer la semana muy larga o muy dulce, y queremos que sea muy dulce», concluyó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate