Nueve puntos más que bajo las órdenes de Fernando Hierro

I. Á. OVIEDO.

El alto ritmo de puntuación que ha imprimido el Real Oviedo en el último mes y medio de competición ha servido a Juan Antonio Anquela para elevar sus registros individuales y superar los de sus antecesores en el banquillo del Carlos Tartiere. El acelerón de los azules, que han sumado veinticuatro de los últimos treinta puntos en disputa, ha certificado la mejoría del conjunto carbayón respecto a la pasada campaña.

Los oviedistas, ahora más fiables a domicilio, suman nueve puntos más que a estas alturas de campeonato el último curso, cuando a las órdenes de Fernando Hierro se plantaban a las puertas del ecuador liguero en la decimotercera plaza después disputarse la primera jornada tras la tregua navideña. La bisagra entre la primera y la segunda mitad de la competición espoleó a los pupilos del técnico malagueño, que consiguieron consolidarse entre los seis primeros clasificados, pero después sufrirían un duro golpe orquestado por el ahora entrenador oviedista. Fue un empate en el duelo directo por adueñarse de una de las plazas que daban acceso al 'play off' de ascenso el pasado 21 de abril en el Carlos Tartiere, el estadio encandilado por el sello en la pizarra del entrenador jienense, que presenta los mejores números del conjunto carbayón en las primeras veinte jornadas desde su regreso a Segunda.

Aupado a la tercera posición a solo un punto del ascenso directo y a tres del líder como en la temporada 2015-2016, en la presente campaña suman tres goles a favor más y han recibido uno menos que por aquel entonces en ese curso. Con la esperanza de no completar una trayectoria diferente para no repetir desenlace retomarán la competición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos