Real Oviedo

Real Oviedo | «No olvido la derrota de Albacete, porque si lo haces estás condenado»

Juan Antonio Anquela camina pensativo por uno de los campos de El Requexón durante la jornada de ayer. / DAMIÁN ARIENZA

Anquela espera que no se vuelvan a repetir aquellos errores y confía en que los suyos vuelvan a ser un equipo sólido que aproveche las ocasiones

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

Juan Antonio Anquela quiere pasar página de la derrota del pasado domingo ante el Albacete. Pero no olvidarla. Prefiere, en este sentido, que siga presente en la mente de sus jugadores para no repetir los mismos errores. El jienense apunta como camino para lograr una victoria mañana ante el Zaragoza lo hecho ante el Cádiz. Es decir, sobre la solidez defensiva y la paciencia.

El resquemor por el traspié ante el Albacete, no obstante, no se le ha pasado al técnico del Oviedo. «La derrota no se me olvida. Es la peor semana desde que estoy aquí», se sinceró ayer el técnico azul, que justificó sus palabras por la oportunidad desperdiciada. «Tuvimos muy cerca conseguir tres puntos sin jugar bien y eso es algo muy difícil en esta categoría», hizo hincapié el entrenador, que advirtió que no deben volver a repetirse los errores que les impidieron sumar tres puntos cuando más de cara lo tenían. «No fuimos capaces de aguantar, ni de tener la paciencia necesaria», dijo. Anquela insistió en aprender la lección del Carlos Belmonte. «Pensamos en el siguiente partido, es evidente, pero no lo olvido porque si lo haces estás condenado», afirmó.

Más Real Oviedo

Además de los errores que pudo haber en los goles del pasado domingo, el entrenador reconoció que les faltó algo de fluidez con el balón. En especial, en la primera mitad. «Prácticamente no había ningún tiro a puerta, ni el rival tuvo ocasiones, pero nos ganaron todas las segundas jugadas, se posicionaron mejor y, cuando tuvimos el balón, nos duró muy poquito», insistió Anquela. A esas carencias el entrenador suma que cree que no supieron interpretar lo que requería el partido, que, a su juicio, era «jugar por banda».

Una vez dejados claros los problemas de la jornada anterior, el entrenador piensa ya en la visita del Zaragoza y lo hace esperando que los suyos sean «un equipo sólido, que juegue bien al fútbol y que esté al nivel que nuestro público nos va a exigir». Por ello, recordó una vez más que una de las cosas que más le preocupan es «no estar al nivel que la afición y la ciudad se merecen».

La receta para afrontar el encuentro de mañana no es distinta a la del último encuentro en casa. «El guión tiene que ser el del partido ante el Cádiz. Para ganar un partido hay que estar bien defensivamente, conceder poco y crear tres o cuatro ocasiones claras que has de aprovechar», hizo hincapié. Además reiteró la máxima igualdad que hay entre todos los equipos. «En Segunda no se sabe quién va a ganar en cada campo», dijo, al tiempo que recordó unas palabras de Álvaro Cervera, técnico del Cádiz: «'Mi equipo no gana donde quiere, sino donde puede'. Nosotros, lo mismo. No ganamos a quien queremos sino al que podemos. Son unas palabras muy acertadas».

Lo que está claro es que el equipo vuelve a jugar en casa, donde la comunión con la afición está siendo especialmente buena esta temporada. «Para mí es un espectáculo jugar en el Tartiere, querría tener muchos años menos para jugar en un ambiente así», destacó Anquela y por ello asume que eso «nos llena de responsabilidad, a la vez que nos halaga, pero hay que estar a ese nivel y eso es prácticamente imposible».

Por último, restó importancia al hecho de jugar de lunes. «Vamos a disfrutar de la Liga, que ha costado llegar hasta aquí. Vamos a intentar crecer cada día. No me preocupa que sea de lunes o viernes. Solo que mi equipo este mentalizado y dé el nivel».

Fotos

Vídeos