Dos aspirantes a la cumbre renacidos en el momento clave

Dos aspirantes a la cumbre renacidos en el momento clave
Ramón Folch es derribado por Sergio Herrera en el duelo de la primera vuelta disputado en el Carlos Tartiere. / ÁLEX PIÑA

Oviedo y Osasuna, que suman 29 jornadas en 'play off' este curso, se enfrentarán el sábado con el anhelo común de volver a él

I. Á. OVIEDO.

La longitud del trayecto de Segunda División permite desviarse de la vía trazada a comienzos del trayecto sin sufrir un descarrilamiento, aunque la amenaza de ese accidente planee sobre muchos vagones. Nadie ha sido inmune a esa etapa en la que el combustible de los resultados no acompañan, aunque muchos han sabido redirigir su rumbo para no quedarse en el andén antes de tiempo.

Ese oportuno cambio de dirección fue el que completaron el pasado domingo el Real Oviedo y Osasuna, que revirtieron sus respectivas dinámicas de resultados con dos triunfos. Un pequeño renacimiento que anhelan prolongar este sábado con una nueva victoria sobre el césped de El Sadar. Separados por apenas dos puntos de ventaja para los carbayones, ambos buscan un espaldarazo a sus candidaturas para alcanzar el 'play off', que amenazaron con diluirse durante el mes de abril.

Las dolorosas derrotas contra el Valladolid y el Numancia desbancaron a los oviedistas de la sexta posición, la que concede el último billete de acceso a un 'play off' por el que también suspira su rival este sábado, desbancado de ese sexteto de cabeza desde su tropiezo ante el Tenerife hace seis semanas. A pesar de contar con un potente músculo financiero fortalecido por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) a través del mecanismo de la ayuda por el descenso, los navarros han completado desde el arranque de campeonato una trayectoria repleta de altibajos, en la que pese a ocupar la atalaya de la clasificación de altibajos nunca ha logrado afianzarse en el privilegiado ático de la zona de ascenso directo.

Dieciséis semanas en los puestos de 'play off han acumulado los osasunistas, que el pasado domingo en Tarragona atajaron una sequía de cinco semanas sin triunfos que amenazaba seriamente con echar al traste todas sus aspiraciones de recuperar la categoría perdida la pasada temporada. Con Diego Martínez, su entrenador, cuestionado por la afición 'rojilla', el atisbo de recuperación llegó bajo la fórmula más productiva esta campaña para los pamplones, su portería a cero.

Sergio Herrera, el prometedor guardameta al que dirigió Juan Antonio Anquela la pasada campaña en Huesca, es el segundo guardameta menos goleado de la categoría y ha bajado la persiana a su portería en diecisiete duelos esta campaña. Sus acertadas intervenciones han salvado más de un punto a los navarros erráticos delante de su afición este curso como reflejan sus pobres registros como local.

Del feudo osasunista han volado este curso una treinta de puntos en los diecinueve duelos disputados hasta la fecha. Un dato que plasma la falta de fiabilidad del grupo que dirige Diego Martínez y alimenta la esperanza oviedista de romper su maleficio con El Sadar, como ya lograron los azules en Lugo, donde nunca habían cosechado un triunfo en Segunda División hasta que Diegui Johannesson firmó un gol que dio los tres puntos a los oviedistas el pasado mes.

Sin triunfos como local desde el pasado 3 de marzo, los navarros buscan enterrar esa mala racha delante de su afición en un duelo en el que los azules tratarán de ahondar en esa herida abierta. El conjunto carbayón, que ya se llevó el triunfo por la mínima en el partido de la primera vuelta, tiene ante sí la opción de hacer caer a los pamplones en una vía muerta.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos