Real Oviedo

Un Real Oviedo ambicioso y que da la cara

Los jugadores oviedistas celebran el gol del defensa Carlos Hernández, el segundo azul en Vallecas. / HUGO ÁLVAREZ
Los jugadores oviedistas celebran el gol del defensa Carlos Hernández, el segundo azul en Vallecas. / HUGO ÁLVAREZ

Empató los dos últimos encuentros consecutivos a domicilio, pese a empezar por detrás en el marcador | Los dos últimos empates como visitantes dejan a un equipo reforzado por las sensaciones que transmiten los de Anquela en el campo

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

El Real Oviedo saldó los dos encuentros consecutivos que disputó a domicilio con sendos empates. Y en ambos ofreció la sensación de haber merecido más. Además, los rivales a los que se midió fueron el Huesca, líder de la categoría, y el Rayo Vallecano, cuarto clasificado, lo que da más valor a los puntos logrados y, sobre todo a la imagen que el equipo dejó.

Sin embargo, el conjunto que dirige como Juan Antonio Anquela, como prueba de lo ambicioso que es esta temporada, no se marchó contento ni de El Alcoraz ni de Vallecas ya que en ambos campos estuvo más cerca de la victoria que su rival.

Los dos últimos compromisos de los jugadores azules estuvieron marcados por contratiempos. Pero los oviedistas supieron cómo reponerse. En ambas ocasiones fueron capaces de dar la vuelta al marcador tras verse por detrás.

Más noticias

En el estadio de El Alcoraz, los de Anquela se sobrepusieron al error de un penalti y a un gol regalado, mientras que, en Vallecas, lo hicieron ante el gol inicial de los madrileños en la primera ocasión en que se acercaron a Alfonso.

La medida de la ambición carbayona esta temporada la dan las declaraciones posteriores al encuentro de los protagonistas. En la sala de prensa de Vallecas, Anquela reconoció los méritos de los suyos, pero lamentó también que en la fase final del encuentro, con ventaja en el marcador y con un jugador más, su equipo no supo «leer el partido». A juicio del técnico jienense, el error que cometieron fue que, cuando disfrutaban de ventaja en el marcador y tenían superioridad numérica, «nos dedicamos solo a defender y les dimos la pelota. Se veía venir que podían hacernos el empate».

El problema para el titular del banquillo del Real Oviedo fue que no fueron capaces de dar la puntilla al rival, aunque tuvieron un par de ocasiones para ello, para lo que consideró que tenían que haber sido «un poco más listos y tener la posesión del balón».

El defensa Carlos Hernández, que en Vallecas firmó su quinto gol de la temporada, también se lamentó de no haber podido cerrar el encuentro. «Cuando íbamos perdiendo 1-0, hemos hecho lo más difícil, que es remontar», dijo, a la vez que reconoció que, «cuando parecía que con uno menos ellos el partido estaba controlado, porque ellos tampoco habían generado muchas ocasiones, nos dieron el mazazo del penalti».

No obstante, el defensa llegado esta temporada del Lugo considera que la lectura del resultado de Vallecas tiene que ser positiva ya que «el equipo ha vuelto a sumar en un campo difícil» y advierte que son un grupo que «planta cara fuera de casa». Por todo ello, espera que el próximo sábado ante el Almería sean capaces de sumar una victoria que sirva para «hacer buenos los dos empates fuera de casa».

El encuentro ante el Rayo dejó sensaciones encontradas a los jugadores que querían ganar ya que «al final es la sensación de que ves cerca la victoria». «A lo mejor dimos ese paso atrás que nos ha costado meter balones en el área», reconoció.

En el lado positivo, el defensa jienense encuentra a un equipo que «lo dio todo, como cada jornada» y por ello cree que el entrenador «tiene que estar contento con el equipo». «No hemos bajado los brazos cuando nos metieron el gol y esa es la línea a seguir . Tenemos que corregir las cosas que hemos hecho mal», hizo hincapié.

«Buen papel»

En resumen, el balance de los dos últimos encuentros del equipo como visitante son, para Carlos Hernández, positivos ya han transmitido buenas sensaciones. «En los dos campos hemos hecho muy buen papel, en los dos campos hemos podido ganar, pero las circunstancias se han dado así», continuó el jugador.

Por último, el defensa insistió en que el equipo «está dando la cara y en ese sentido tenemos que estar orgullosos y seguir trabajando para el sábado hacer buenos los puntos logrados en las dos últimas jornadas».

Los azules siguen en la zona alta de la tabla y llevan siete jornadas consecutivas sin perder, incluyendo cuatro partidos a domicilio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos