Real Oviedo

El Real Oviedo, ante el reto de mejorar atrás

Anquela da instrucciones a sus futbolistas durante la sesión de ayer en El Requexón./ELOY ALONSO
Anquela da instrucciones a sus futbolistas durante la sesión de ayer en El Requexón. / ELOY ALONSO

Anquela asume que mientras no sean capaces de reforzar el aspecto defensivo «va a ser complicado conseguir los resultados deseados»

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

El Real Oviedo es uno de los equipos que más goles está recibiendo esta temporada y su entrenador, Juan Antonio Anquela, es consciente de que mejorar ese aspecto es una de las claves para que el equipo pueda dar un paso adelante en sus resultados. El técnico, en la comparecencia previa al viaje a Tarragona, evitó desvelar qué sistema utilizará mañana y se limitó a decir que el hecho de poder adaptarse a varias formas de jugar «es una ventaja».

El entrenador jienense reconoció ayer que los muchos goles que está recibiendo el equipo son un lastre. «Ese es nuestro problema y hasta que no lo solucionemos estaremos en dificultades», insistió.

Más noticias

Lo que tiene claro el técnico es el camino que tienen que seguir para mejorar en ese aspecto. «Lo que podemos hacer es ser más solidarios todos y nada más», explicó Anquela, que volvió a reiterar que «la única palabra es competir y en Segunda División hay que hacerlo todos los días. La máxima está muy clara: intentar recibir el menor número de goles posibles».

«Los sistemas los hacen buenos o malos los futbolistas; no lo que decida el entrenador»

El entrenador considera que los muchos goles que están recibiendo también es una cuestión de rachas y recuerda que son cosas que pueden cambiar a lo largo de la temporada. «En los primeros partidos, el equipo fue muy sólido y sin embargo, cuando todo el mundo decía que no íbamos a meter goles está siendo todo lo contrario: recibimos muchos tantos y en cuanto a efectividad goleadora estamos teniendo buenos números», precisó.

En lo que no tiene dudas el técnico es respecto a la buena disposición de los jugadores. «En cuanto al trabajo diario, quejas tengo muy pocas; trabajamos bien y ahora hace falta es que se plasme en el partido el domingo», subrayó el entrenador, que cree que es el momento de revertir esa situación cuanto antes y también lograr la primera victoria a domicilio: «Hablar es facilísimo luego hay que estar en el campo y ver si se puede o no se puede, pero lo vamos a intentar como siempre hemos hecho y a ver si estamos acertados».

Una de las claves para poder lograr la primera victoria de la temporada como visitante «es estar convencidos de que se puede hacer, pero desde el trabajo». Por ello insiste en que deben trabajar «todos juntos, ya que así seremos un equipo difícil de ganar. Debemos saber en qué medio nos desenvolvemos».

Pero sobre todo en lo que insiste el entrenador es en que los resultados llegan como consecuencia del trabajo y el juego que se desarrolla en el campo. A este respecto, vuelve a recalcar que «hay que hacer un trabajo y si lo hacemos todos juntos somos un rival complicado y eso es lo que yo quiero hacer que seamos un equipo sólido con balón y sin balón».

Anquela quitó importancia al sistema de juego que se utilice en Tarragona, ya que considera que lo importante es que se haga bien y con convencimiento. «El otro día jugamos de dos formas distintas y durante los partidos jugamos según nos interese. Los sistemas no hacen buenos ni malos los planteamientos, los sistemas los hacen buenos los futbolistas», abundó. En este aspecto lo que reconoció el entrenador que el mejor sistema «es el que estamos todos de acuerdo».

En cualquier caso, se mostró optimista y confiado en que el equipo tomó el buen camino ante el Lugo y que están en un momento «importante» y no le cabe duda de que el equipo «va a dar la cara».

Síguenos en:

Fotos

Vídeos