«El Oviedo pasó de la UVI a planta con la esperanza de volver a competir»

Muchas caras conocidas acudieron a la presentación del libro en el Hotel Reconquista. /  DANIEL MORA
Muchas caras conocidas acudieron a la presentación del libro en el Hotel Reconquista. / DANIEL MORA

El libro 'Calvario y Resurreción', de Ruiz de la Peña, narra el año en el que el Real Oviedo se jugó «el ser o no ser; con el sufrimiento en el alma»

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Álvaro Ruiz de la Peña se presentó anoche en el Reconquista afirmando ante la audiencia que estaba «casi cansado de contestar a una pregunta que repiten los periodistas». Por qué le da a un profesor de filología jubilado por escribir un libro como 'Calvario y Resurreción' (Ediciones Bombé), que ayer presentó y en el que cuenta las visicitudes del Real Oviedo en unos meses cruciales para su existencia. De junio de 2012 a julio de 2013.

El propio autor se respondió ante una sala repleta en la que, sin embargo, faltó el periodista José María García, anunciado como invitado al acto pero que, debido a un percance haciendo deporte, fue ingresado el martes en Madrid. García, no obstante, mandó «saludos cordiales» en una grabación excusando su presencia.

El autor afirmó que «libre de ataduras académicas» buscaba el reto de pasar «de los legajos y archivos a la hora de recopilar historias sobre la Ilustración asturiana o española para trabajar con Twitter, chats, televisión o testigos directos».

La verdad en un libro de historia como 'Calvario y Resurrección' reside en el soporte con el que el autor construye 'su verdad'. Las fuentes que consulta y la documentación que le permite juzgar, en este caso, un pasado reciente. Ruiz de la Peña desveló que el libro está dividido en dos partes. «Una primera en las que narra memorias infantiles desde que de niño, con siete años» subía con su padre al campo de Buenavista y la «dura». «Una segunda mitad en la que se narra apenas un año. El descenso a los infiernos del Real Oviedo por esos campos de Dios con el sufrimiento incrustado en el alma, hasta el momento crítico», explicó el escritor que habló para la memoria carbayona de dos de esos momentos críticos.

«En 2003, con la creación del Astur» y «2012 cuando se jugó el ser o no ser y cientos de pequeños accionistas dieron un paso adelante para que el club no desapareciera», relató. Ese año, que centra el texto, su cercanía, y «el movimiento global de una afición» que atrajo la entrada del Grupo Carso y que se tradujo en que el «enfermo pasara de la UVI a planta», prometen en lo que anticipó el escritor, rigor de historiador y fuentes que tuvieron mano directa en los acontecimientos.

El profesor Francisco García, que presentó a Ruiz de la Peña, además, quiso dar al lector otro gancho para leer el libro. Afirmó que sus páginas también se pueden visitar como «novela policiaca, con fugas, deslealtades, intrigas y dinero».

El libro tiene final pero el Real Oviedo, felizmente, «ahora trata de recuperarse con la esperanza no ya de competir con Real Madrid o Barcelona sino de ir a San Mamés, A Mestalla, a jugar contra el Sevilla». En definitiva, deseó el autor, «a competir con los históricos de la Liga».

Fotos

Vídeos