Real Oviedo

El Real Oviedo no remata la faena ante el Mirandés

Los azules, que disfrutaron de una ventaja de dos goles, cedieron un empate en el último tercio de choque

IVÁN ÁLVAREZ PERICÓN

El Real Oviedo y el Mirandés saldaron con un empate (2-2) su combate amistoso en Anduva. Los azules, que lucieron pegada para poner a su adversario contra las cuerdas, no dieron el golpe definitivo para dejar a su adversario en la lona y vieron escaparse el triunfo en el último tercio de choque fruto de la encorajinada reacción burgalesa.

El penúltimo ensayo del conjunto carbayón antes de afrontar el estreno liguero destapó algunas de sus carencias tras lucir su contundencia ofensiva, que aprovechó para castigar los errores de su rival y tomar una doble ventaja en el marcador. Motivos para la ilusión y aspectos sobre los que incidir en la fase final de la puesta a punto a poco más de una semana de que llegue la hora de la verdad, cuando los impactos de bala recibidos no son de fogueo como los de ayer.

2 Mirandés

Sergio (Limones, m. 46); Paris (Mario, m. 61), Israel Puerto, David Prieto (Dani Carrillo, m. 75), Kijera; Rúper; Borja Sánchez (Pito Camacho, m. 61), Albistegui (Del Olmo, m. 69), Antonio Romero (Jaime Santos, m. 61), Yanis; y Cervero (Diego Peláez, m. 69).

2 Real Oviedo

Alfonso Herrero (Gorka Giralt, m. 65); Diegui Johannesson; Valentini (Josín, m. 74), Carlos Hernández, Mossa (Fran, m. 65); Ramón Folch (Jimmy, m. 74), Mariga (Ander, m. 65); Pucko, Edu Cortina (Ernesto, m. 52), Saúl Berjón (Javi Mier, m. 74); y Linares (Steven, m. 74).

GOLES
0-1: m. 20, Linares. 0-2: m. 52, Linares de penalti. 1-2: m. 74, Pito Camacho. 2-2: m. 83, Yanis.
ÁRBITRO
Díez Cano (Comité castellano-leonés). Sin amonoestaciones.
INCIDENCIAS
Partido disputado en Anduva ante unos 1.200 espectadores.

Ordenado en un 4-2-3-1 en el que Edu Cortina se movía por detrás de Linares, el conjunto azul se mostró impreciso con el balón durante muchos minutos de una primera mitad que inició mejor el Mirandés, con el exoviedista Cervero como referente ofensivo. Mientras Anquela se desgañitaba para pedir calma con el balón a sus jugadores, los burgaleses trataban de someter a su rival con más voluntad que peligrosidad en sus acciones ofensivas.

El conjunto dirigido por Pablo Alfaro no pasaba apuros en su área, pero tampoco generaba peligro en las inmediaciones de la portería defendida por Alfonso Herrero, que apenas tuvo que intervenir en el primer período a pesar del ímpetu ofensivo local, que se fue diluyendo con el paso de los minutos. Sin fluidez en el juego, el Real Oviedo se desperezó a balón parado. Lo intentó Saúl Berjón con una falta lejana, pero Sergio, bien colocado, detuvo lanzamiento en la acción que preludió la inauguración del marcador.

En un balón aparentemente inocuo encontró Linares un tesoro. El aragonés intuyó una falta de entendimiento entre el guardameta local y su central Israel Puerto para acelerar en su carrera al borde del área y llevarse el balón para empujarlo sin oposición al fondo de la portería desde fuera del área.

Más noticias

La fe del veterano delantero tuvo premio y el gol de ventaja otorgó más calma con el balón al conjunto carbayón, que comenzó a manejar mejor el ritmo del encuentro frente a un adversario más voluntarioso que acertado en campo contrario.

Al filo de la media hora, a Pucko le faltó convicción para sacar más rédito en una rápida transición ofensiva iniciada con una recuperación de Edu Cortina. El esloveno mostraría ese colmillo afilado minutos más tarde, con el partido ya inmerso en la recta final de la primera mitad, pero su avance dentro del área fruto de su habilidosa conducción lo frenó Albistegui al enviar el cuero a córner.

Mejoría oviedista

El paso por los vestuarios dio paso a una mejora en el juego del conjunto oviedista, que a pesar de no realizar sustituciones mudó su precisión con el balón. Los de Anquela trenzaban sus acciones ofensivas con mayor criterio que en los primeros compases del primer período y a su progresión se unió la candidez de su adversario, castigada de nuevo en el marcador. Un error en la salida de balón del conjunto burgalés desembocó en el penalti cometido por David Prieto por Edu Cortina. La responsabilidad desde los once metros la asumió Linares, que no titubeó para batir con sangre fría al guardameta Limones y doblar la ventaja oviedista.

La entrada de Ernesto, que se ubicó en el costado izquierdo, permitió a Anquela probar a Saúl Berjón por detrás de Linares dentro de ese cásting que efectúa para encontrar al relevo de Fabbrini. Lo hizo durante poco más de veinte minutos, antes de que llegase el carrusel de cambios que propició que el ritmo del choque decayese y acercase a los azules a un triunfo que impidió un arreón final de orgullo del Mirandés.

La chispa que encendió esa reacción fue un derechazo desde fuera del área del debutante Pito Camacho, que cazó un balón suelto al borde del área y armó con velocidad un disparo inapelable para Gorka Giralt. Espoleados por ese tanto, los burgaleses volvieron a sacar petróleo de una acción aislada para poner las tablas en el marcador. Un despeje largo voló sobre el cielo de Anduva y se envenenó para Josín, que no pudo alejar el cuero del área e impedir que Yanis lo enviase al fondo de la portería oviedista estableciendo el definitivo empate.

Último duelo de pretemporada esta tarde en Luarca

El Real Oviedo afrontará esta tarde (19 horas) en Luarca su último test antes del estreno liguero. Los azules medirán su nivel ante el Valladolid, un rival al que se enfrentarán a lo largo del campeonato, con el Trofeo Ramón Losada en juego en un encuentro que albergará La Veigona.

Salvo sorpresa, Anquela empleará a los jugadores que no viajaron ayer en Miranda de Ebro, por lo que el conjunto carbayón desafiará al conjunto pucelano con varias de sus mejores bazas en ataque como Aarón Ñíguez y Toché, máximo artillero oviedista en las dos últimas temporadas. Los azules cerrarán esta tarde su calendario de partidos amistosos, que por el momento presenta un balance de dos triunfos y seis empates.

Las victorias llegaron en el primer ensayo veraniego ante el Vetusta y en el Trofeo Emma Cuervo ante el Lugo con un solitario gol del falta de Aarón Ñíguez, mientras que en cuatro de los seis choques saldados con tablas los de Anquela dejaron su portería a cero.

El técnico jienense cerrará hoy su banco de pruebas ante el Valladolid, que estrena proyecto encabezado por Luis César Sampedro desde el banquillo. Los azules se ejercitarán antes, a las 11 de la mañana, en El Requexón.

Fotos

Vídeos