«Parece que el Real Oviedo nos tiene cogida la medida», reconoce Álvaro García

El extremo, máximo goleador cadista, califica el duelo de como un «partido de cuatro puntos»

I. Á. OVIEDO.

El desenlace de los cuatro últimos duelos entre el Real Oviedo y el Cádiz ha tenido un desenlace similar, marcado por la alegría inherente al triunfo de los azules. Los gaditanos han sido incapaces de doblegar al conjunto carbayón, su verdugo en el camino hacia el ascenso a Segunda División un 31 de mayo de 2015 ya histórico para el oviedismo.

«El Oviedo parece que le tiene la medida cogida al Cádiz, ya que en los últimos partidos siempre nos ha ganado», reconoció ayer el extremo Álvaro García, máximo goleador cadista con seis dianas esta temporada, que indicó que el conjunto dirigido por Álvaro Cervera «está mentalizado» para invertir esa tendencia contra los azules y poner fin a una sequía de tres jornadas sin victorias. Tres encuentros en los que han sumado solo dos puntos de los últimos nueve en juego.

Más Real Oviedo

«Sabemos que es un partido muy importante; quizás no el partido de la temporada, pero uno de ellos seguro. Estamos igualados a puntos y es de esos partidos de cuatro puntos, porque si ganas puedes ganarle también el golaveraje particular, así que habrá que darlo todo para conseguirlo», expresó el atacante utrerano, que con su productividad en los metros finales del terreno de juego llevó a la grada a varios ojeadores de clubes de la máxima categoría del fútbol italiano esta temporada. Su gran rendimiento en la primera mitad del campeonato liguero se vio mermado en las últimas jornadas por unos problemas físicos de los que aseguró estar ya completamente restablecido.

«He sufrido un resfriado que no me dejaba ni respirar. Cada vez que me entraba el aire frío me ponía peor, incluso después del partido del Lugo llegué a escupir sangre de la garganta. Lo cierto es que lo he pasado muy mal durante algunas semanas porque me ahogaba mucho, pero desde hace uno días estoy por fin recuperado», confesó el veloz extremo cadista, que indicó que ese hándicap le impedía «aguantar el ritmo». Su bajón lo acusó el Cádiz, que ha visto mermada su ventaja sobre el Oviedo y está inmerso en un bache de resultados al que el escurridizo atacante resta importancia.

«La categoría es muy difícil y todo está igualado. Ahora es verdad que nos cuesta más El Cádiz cuando está bien es capaz de ganar, pero cuando estamos peor no perdemos», analizó el extremo, que piensa que Anquela puede introducir matices tácticos ante la velocidad del ataque cadista. «Sinceramente, es una incógnita, ya que hay muchos equipos que juegan de una manera y cuando llega el partido contra el Cádiz la cambian. Nosotros estamos trabajando de todas las formas, para enfrentarnos a cinco y a cuatro, sabemos que va a ser complicado, ellos saben que atacamos por las bandas y seguro que intentan cerrarlas», expresó.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos