La plantilla volvió al trabajo con dos sesiones exigentes

La Aparo organiza su primer viaje de la temporada el sábado para acudir a Ribadeo a presenciar el Trofeo Enma Cuervo

R. J. G. OVIEDO.

La plantilla ovetense comenzó ayer la segunda semana de pretemporada, tras el descanso del domingo, con dos exigentes sesiones de preparación en las que el apartado físico tuvo especial protagonismo. En la sesión matinal participó Nahuel Valentini, mientras que en el caso de Aarón Ñíguez, se incorporó a la vespertina, tras pasar por la mañana las pertinentes pruebas médicas.

El cuerpo técnico dividió por la mañana al equipo en dos grupos y mientras uno de ellos realizaba un circuito físico a las órdenes de Marcos Marcén, el otro trabajaba con balón bajo la supervisión de Juan Antonio Anquela. El trabajo de la tarde fue similar.

Los jugadores volverán a tener hoy dos sesiones de trabajo, como desde que se inició la pretemporada el pasado lunes. Mañana el equipo tendrá sesión matinal y por la tarde se enfrentará al Lealtad en Les Caleyes, en el segundo encuentro de la pretemporada.

La Asociación de Peñas Azules del Real Oviedo, Aparo, se estrena en pretemporada organizando el sábado un viaje a Ribadeo para presenciar el Trofeo Enma Cuervo que los azules disputarán a las siete de la tarde ante el Lugo, que dirige Francisco.

El precio del viaje, que no incluye la entrada, es de diez euros. La salida será el sábado, a las once horas, desde el aparcamiento exterior del Carlos Tartiere. Los interesados, pueden apuntarse, desde hoy hasta el viernes a las 21 horas, en el café Las Delicias,en la calle Comandante Vallespín.

Fotos

Vídeos