Real Oviedo

Real Oviedo | El 'play off' se pone a tiro en el Nervión

El oviedista Linares realiza trabajo de estiramiento en El Requexón. / PABLO LORENZANA
El oviedista Linares realiza trabajo de estiramiento en El Requexón. / PABLO LORENZANA

El Real Oviedo se situará en los puestos de privilegio en el caso de lograr una victoria, la cuarta consecutiva, ante el Sevilla Atlético | Anquela repetirá por tercera semana consecutiva la alineación y el sistema de juego

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

El Real Oviedo pondrá a prueba esta mañana ante el Sevilla Atlético su mejor momento de la temporada, que le tiene a las puertas del 'play off'. Los jugadores dirigidos por Juan Antonio Anquela están obligados a demostrar ante uno de los colistas de la clasificación que son un firme candidato a pelear por las primeras posiciones. Para ello necesitan mantener el mismo nivel de juego mostrado a lo largo del último mes y medio de competición.

En principio, el técnico apostará por el mismo once y sistema de las dos últimas jornadas. En la convocatoria, la única novedad en relación con la del pasado domingo ante Osasuna es la presencia del granadino Varela, que ocupa la plaza del lesionado Viti.

Los azules han logrado ganar en cinco de los últimos seis encuentros y eso les ha dejado a un paso del 'play off'. El Real Oviedo alcanzará hoy esos puestos de privilegio en caso de lograr una victoria ante el filial hispalense. Sin embargo, la semana ha estado marcada por la cautela. Tanto los jugadores como el entrenador recordaron la necesidad de mantener la máxima intensidad y respeto con un rival que, pese a estar en la zona baja, cuenta con futbolistas de gran proyección. El Sevilla Atlético ya ha dado algún susto a rivales de la zona alta, como el Granada, al que venció en Los Cármenes.

La presencia de Varela, por el lesionado Viti, es la única novedad en la convocatoria ovetense

No parece que Anquela vaya a dejar que los suyos salten al campo sin estar dispuestos a dar el cien por cien, un aspecto que, según recuerda siempre el técnico, es lo único que les permite tener opciones de ganar.

Más Real Oviedo

El equipo azul ha logrado cimentar su mejoría, entre otras cosas, en la solidez defensiva, ya que en los dos últimos encuentros ha sido capaz de dejar la portería a cero y, además, hacerlo sin apenas conceder ocasiones de gol a los rivales, como sucedió el pasado domingo ante Osasuna.

El buen momento del equipo carbayón coincide con la recuperación de efectivos. Esto permite al técnico azul no correr riesgos con los jugadores que no están al cien por cien físicamente. Es el caso de Aarón Ñíguez, del que el entrenador dijo que si fuera necesario podría forzar, pero al final optó por dejarlo en Oviedo y contar con él para el último encuentro del año, el próximo sábado ante la Cultural.

Este buen momento colectivo se puede reflejar, por ejemplo, en la figura de Yeboah. El ghanés está siendo uno de los jugadores más destacados en los últimos encuentros y ha recibido elogios tanto del técnico como de los aficionados que el pasado domingo le despidieron con una gran ovación cuando fue sustituido.

El entrenador ya dijo tras el encuentro ante Osasuna que no es de hacer cambios cuando las cosas funcionan, pero tampoco está descartado algún retoque en el equipo para afrontar el encuentro de esta mañana en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios.

El técnico azul ha encontrado un dibujo que le permite sacar el máximo provecho de sus jugadores, con la línea de tres centrales, liderada por Forlín en el medio y flanqueado por Carlos Hernández, en la derecha, y Christian Fernández, en la izquierda. Los carrileros volverán a ser Diegui Johannesson, en la derecha y Mossa, en la izquierda. El valenciano no se pudo entrenar con normalidad durante la semana debido a unas molestias de tobillo, pero parece que está completamente recuperado. No obstante, por precaución ante esas molestias que arrastraba Mossa, Varela ha entrado en la convocatoria, ya que es su sustituto natural. El granadino entra por tercera vez en una lista esta temporada.

La pareja de mediocentros en las últimas jornadas ha sido la formada por Folch y Rocha, con lo que Hidi y Mariga seguirán esperando su oportunidad en el banquillo. La responsabilidad ofensiva del equipo recaerá, una semana más, en la línea formada por Yeboah, Linares y Saúl Berjón.

En el entrenamiento de ayer los jugadores azules ensayaron los lanzamientos de penalti para tratar de evitar nuevos errores, ya que han fallado tres penas máximas, dos en Liga (Saúl Berjón y Rocha) y una en Copa del Rey (Linares).

El Real Oviedo se ejercitó a primera hora de ayer en El Requexón y viajó posteriormente a Sevilla, en avión, vía Madrid.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos