Real Oviedo

Pólvora en el primer ensayo del Oviedo

El oviedista Saúl Berjón, uno de los destacados, controla el balón ante los jugadores del filial Francis y Eloy. / PABLO LORENZANA
El oviedista Saúl Berjón, uno de los destacados, controla el balón ante los jugadores del filial Francis y Eloy. / PABLO LORENZANA

Los de Anquela ganan 5-1 al Vetusta, con tres goles de Linares, en un partido de pruebas | El técnico azul utilizó dos equipos distintos, en los que mezcló jugadores del primer equipo y el filial. Saúl Berjón y Asier fueron de los destacados

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

El Real Oviedo acabó la primera semana de pretemporada con un ensayo ante el filial. El equipo de Juan Antonio Anquela se impuso con claridad por 5-1, con tres goles de Linares y otros dos de Toché y Asier. El tanto del Vetusta llevó la firma de Javi Mier.

El encuentro no pasó de ser un entrenamiento más ya que los dos conjuntos presentaron una alineación diferente en cada tiempo y con el primer equipo se alinearon muchos jugadores del filial. Participaron todos los componentes de la plantilla, salvo Fran Varela, que se encuentra en la fase final de su recuperación de rodilla.

MÁS NOTICIAS

El acierto goleador de Linares y algunos detalles de Saúl Berjón y Asier fueron de lo más destacado del encuentro. Lo que sí va quedando claro, tanto por el partido de ayer como por los once entrenamientos de esta semana, es que la intensidad no le va a faltar a los hombres de Anquela. En el partido de ayer, el técnico jienense insistió a los suyos en la presión desde arriba para frenar la salida de balón del equipo contrario.

El dibujo elegido por Anquela fue el 1-4-4-2, aunque, en la segunda mitad, con Asier como segundo delantero, se pareció más a un 1-4-2-3-1. En cuanto a la elección de jugadores, Anquela optó por dos alineaciones compensadas entre jugadores del filial y primer equipo. Por ejemplo, las parejas de centrales fueron las formadas por Carlos Hernández y Josín, en la primera mitad, y por Verdés y Prendes, en la segunda. Algo parecido ocurrió con los laterales, con la pareja Diegui Johannesson y Álvaro, primero, y Viti y Christian Fernández, después.

La tónica se repitió en el centro del campo. Los pivotes fueron en la primera mitad David Rocha y Edu Cortina, mientras que, en la segunda, Ramón Folch y Ander ocuparon el centro. En las bandas, primero estuvieron Susaeta y Ernesto, mientras que, a continuación, Saúl Berjón y Jorge Ortiz fueron los elegidos.

También Anquela optó por parejas del primer equipo y del filial en el ataque, con Linares y Steven de inicio y, tras la reanudación, Asier y Toché. En la portería, Alfonso, Gorka y Juan Carlos disputaron media hora cada uno.

El partido estuvo marcado por la pesadez de piernas de los jugadores, que acusaron la carga de trabajo de la semana, lo que hizo que de inicio el partido fuera trabado. Linares, no obstante, mostró un buen olfato goleador, con tres goles en el medio tiempo que disputó. En el primero, recibió de Ernesto y, en la frontal, se giró y marcó de tiro cruzado. Luego lo hizo de cabeza al rematar un buen servicio de Álvaro. El aragonés cerró su cuenta rematando un pase atrás de Steven.

En la primera mitad, aunque dos goles llegaron por acciones desde la izquierda, la mayor parte de los ataques se produjeron por la derecha, con Susaeta y las incorporaciones de Diegui Johannesson. Al contrario sucedió en el segundo período, cuando el peso del ataque llegó por la izquierda, con Saúl Berjón muy activo, asociándose bien con Asier y aprovechando las incorporaciones de Christian Fernández desde atrás.

El cuarto gol del encuentro llegó en una buena acción de Saúl Berjón, que centró a Toché, que remató batiendo a Buru. Por contra, el gol del filial, el mejor de la tarde, lo firmó el juvenil Javi Mier con un lanzamiento de falta a la escuadra. La cuenta goleadora se cerró con un tanto de Asier al rematar un centro de Christian Fernández. El canterano ofreció una actuación destacada.

El filial, con muchos juveniles en sus filas, acusó que lleva menos días entrenando, pero compitió y se le vieron algunos buenos detalles.

El último fichaje azul, el argentino Nahuel Valentini, trabajó antes del encuentro con el preparador físico Marcos Marcén y luego presenció el encuentro sentado en el banquillo con sus nuevos compañeros, con los que comenzará a entrenarse el lunes, al igual que Aarón Ñíguez. El equipo tendrá hoy jornada de descanso.

Fotos

Vídeos