REAL OVIEDO

Real Oviedo | Progreso azul sin puntería

Linares, cabizbajo, ante el portero culturalista Jesús Fernández. / HUGO ÁLVAREZ

El Real Oviedo, además de ser sólido en defensa e intenso, generó más juego | El conjunto carbayón, en el que Cortina fue el único jugador del filial, tuvo su principal carencia en la falta de acierto en el remate, pero creó varias ocasiones claras

RAMÓN JULIO GARCÍA LEÓN.

El Real Oviedo de Anquela sigue progresando en su idea de juego, tal como demostró ayer en León, donde empató sin goles ante la Cultural. El técnico repartió menos los minutos, con mayor presencia de los jugadores de la primera plantilla que en amistosos previos. Con algunos errores puntuales, el equipo se mostró serio en defensa y creó ocasiones, pero le faltó gol. La evolución del juego se va viendo partido a partido camino a lo que quiere el entrenador.

En el once inicial la principal novedad fue la presencia de Diego Fabbrini, que disputó sus primeros minutos como oviedista. Además, el técnico completó la alineación con la mayoría de jugadores de la primera plantilla, ya que el único del filial fue Edu Cortina, que formó en el doble pivote junto a David Rocha.

Más noticias

La salida de los azules fue muy buena, sin dejar respirar a la Cultural, presionando muy bien la salida de balón y robando pronto para intentar atacar con velocidad, sobre todo por la banda izquierda con Aarón Ñíguez. Toché y Fabbrini eran los primeros en comenzar el trabajo defensivo, ante un equipo al que le suele gustar salir combinando.

El balón rondaba más la portería leonesa y la primera oportunidad clara llegó en un saque de esquina. Carlos Hernández lo cabeceó al fondo de la red, pero el árbitro anuló el tanto por entender que había hecho falta.

Con el paso de los minutos el balón empezó a durarles algo más a los leoneses, pero lo tenían en zonas cómodas para los de Anquela, por lo que apenas se acercaban a la portería de Alfonso. La primera mitad llegaba al meridiano cuanto los azules tuvieron su segunda oportunidad. Un lanzamiento lejano de David Rocha lo detuvo en dos tiempos Palatsí.

Sin embargo, fue mejor la que tuvo poco después Aarón Ñíguez. La jugada la inició Fabbrini, que recuperó al borde del área propia y corrió con el balón hasta que abrió para el extremo, quien disparó fuerte, pero el portero despejó a córner.

En las filas locales uno de los más activos fue el exoviedista Señé, que esta semana se incorporó al conjunto leonés procedente del Celta. El ritmo del juego por parte de los dos equipos fue bajando de intensidad con el paso de los minutos y el balón transitaba tranquilo por el centro del campo, sin acciones que rompieran la monotonía en la que iba cayendo el encuentro. No obstante, para tratarse de un partido amistoso los dos equipos se empleaban con fuerza en cada acción y el árbitro mostró tres tarjetas amarillas en la primera parte.

Anquela, eso sí, no perdía ni un ápice de intensidad y daba órdenes gesticulando continuamente a los suyos. En la primera parte muchas de sus indicaciones iban destinadas a Pucko, que estaba en la banda derecha, la de los banquillos.

El primer tiempo llegaba a su fin cuando los locales tuvieron su ocasión más peligrosa. Un centro desde la izquierda que Alfonso despejó cayó en el área, pero nadie llegó al remate y sí Diegui a despejar.

La réplica azul puso fin a la primera mitad, con una acción en la que Pucko ganó la línea de fondo, pero el portero salió bien a tapar su centro y lo mandó a saque de esquina. En el descanso Anquela hizo menos cambios que en otros amistosos, manteniendo a cinco de los que empezaron el encuentro: Diegui, Carlos Hernández, Christian; David Rocha y Pucko. Folch volvió a tener medio tiempo y mostró acierto.

Los oviedistas, como en el primer tiempo, salieron mejor que la Cultural y dominaron el juego, pero esta vez a base de menos velocidad y más control del balón. Sin embargo, la primera ocasión fue para la Cultural, en un disparo lejano de Iza que despejó Juan Carlos a córner.

Linares tuvo dos claras oportunidades. Primero tras recibir un servicio de Folch, pero aunque se revolvió bien, envió al cuerpo de Jesús. Luego fue Saúl el que le sirvió un buen balón para que encarara al portero, pero la defensa se le echó encima. Los cambios hicieron que el ritmo de la segunda mitad se fuera cortando y la continuidad en el juego cada vez menor. En el encuentro de ayer no participaron los lesionados Varela y Susaeta, como tampoco lo hizo Héctor Verdés debido a su reciente paternidad.

Fotos

Vídeos