Real Oviedo

Real Oviedo | Pulso de pegada en la escalada azul

Real Oviedo | Pulso de pegada en la escalada azul

El Oviedo anhela enlazar su tercer triunfo en Zorrilla, feudo del equipo más goleador de Segunda | Los carbayones, que han celebrado cinco tantos en las dos últimas semanas, tratarán de lucir su puntería ante un rival sin mesura, que ha logrado 26 y recibido 23

IVÁN ÁLVAREZ OVIEDO.

Con el impulso que le otorga su primer triunfo a domicilio de la temporada, el Real Oviedo llegará el sábado al frío Estadio José Zorrilla con el anhelo de continuar con su escalada clasificatoria al calor del gol. Después de celebrar cinco tantos en las dos últimas jornadas, el conjunto carbayón intentará prolongar su eficacia ofensiva para encadenar su tercera victoria en Liga. Un trípitico de alegrías que no ha construido desde hace más de veinte meses y que ahora pretende instalar en la capital del Pisuerga, sede de un duelo entre dos conjuntos que han lucido su arsenal en el primer tercio del campeonato.

El conjunto dirigido por Anquela, capaz de sacar músculo ofensivo tras la baja de su máximo artillero las dos últimas campañas, seguirá probando su munición en la guerra sin cuartel que habitualmente propone Luis César Sampedro, teniente de un Valladolid con el cargador de balas a rebosar. La tropa pucelana, con 80 casquillos que lo atestiguan, es la que más dispara entre los tres palos.

Más noticias

Perseverancia con premio, ya que los blanquivioletas, con 26 dianas, son los más prolíficos en la faceta goleadora en la categoría de plata del fútbol español. El peaje pagado por ese elevado botín es una retaguardia endeble, en la que los adversarios encuentran fisuras por las que le han castigado en 23 ocasiones durante los catorce primeros duelos.

El francotirador azul, Aarón Ñíguez, indicó ayer que saben cómo herir a la escuadra vallisoletana, a menudo dependiente del acierto del líder de sus maniobras ofensivas, Jaime Mata, al que se le ha mojado la pólvora en sus dos últimas batallas libradas. El madrileño, con once muescas en su culata, ha estado en la secuencia final de trece escaramuzas con premio de un conjunto que esta temporada estrena técnico al mando, después de batallar sin éxito con el Real Oviedo por una sexta plaza que conquistó el Huesca, impulsado por la estratagema de Anquela.

El preparador jienense ya obligó a capitular (1-2) a los castellanos en su feudo, ahora convertido en territorio propicio para el fuego cruzado. En los siete duelos que ha albergado esta campaña, veinticuatro disparos terminaron en la red, quince para alegría local y nueve forasteros, de los que tres llevan el sello del Nástic, última víctima del Real Oviedo.

Igualados a puntos, el sábado confrontarán su pegada los dos equipos que más combaten al empate a cero. Con ellos sobre el césped, ningún duelo ha terminado con el marcador inicial. Los oviedistas solo se quedaron sin dejar su impronta anotadora en los choques de Granada y Alcorcón, donde ofrecieron las peores sensaciones de la temporada, y los blanquivioletas únicamente estuvieron reñidos con el gol en Huesca, donde sufrieron una derrota por la mínima.

Los guerreros de Anquela, los terceros que menos disparos conceden a su adversario y los cuartos que más apretan el gatillo, se han visto impulsados por la inspiración desde sus flancos de Aarón Ñíguez y Saúl Berjón, que ya acumula cinco dianas y sirvió tres en bandeja a sus compañeros. Frente al plan de ataque laberíntico del Valladolid, el que más pases acumula tras la Cultural Leonesa, el Valladolid y el Rayo, los oviedistas pretenden imponer su ofensiva relámpago para adjudicarse un pulso entre dos contendientes acostumbrados a librar batallas en escenarios de mayor enjundia.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos