Quique González espera un encuentro «muy difícil»

R. J. G. OVIEDO.

El delantero de Osasuna Quique González se refirió ayer al encuentro del domingo ante el Real Oviedo, un partido que considera muy complicado para su equipo, como ante todos los rivales. No obstante, sobre el compromiso ante los oviedistas, destacó que «va a ser muy difícil. El campo del Oviedo, la afición, el equipo está ahora bien... Pero nosotros también estamos bien y con toda la ilusión de siempre, la de ir a cada campo, ya sea fuera como en casa, y sumar de tres en tres».

El conjunto rojillo está a la espera de la decisión del Comité de Competición sobre su solicitud de que se le dé por ganado el encuentro ante el Nástic por negarse el conjunto catalán a jugar el sábado, tras el aplazamiento del partido el viernes por la nieve.

Quique González insistió en que los ovetenses son especialmente fuertes en su campo con el apoyo de la afición. «En el Tartiere aprieta la gente, pero a mí lo que me importa es que Osasuna esté bien», dijo el punta.

El conjunto navarro retomó ayer los entrenamientos en las instalaciones de Tajonar, tras dos jornadas de descanso, al igual que el conjunto ovetense.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos