Real Oviedo

El Real Oviedo acelera el paso

Los goleadores del partido ante el Lorca, Linares y Rocha, se abrazan, con Folch y Berjón, a los lados. / PACO ALONSO
Los goleadores del partido ante el Lorca, Linares y Rocha, se abrazan, con Folch y Berjón, a los lados. / PACO ALONSO

Los azules, con doce puntos de los últimos quince, empiezan a asomar en la cabeza | El nuevo de sistema, la recuperación de efectivos y el buen momento de Saúl, Forlín y Linares se han convertido en claves

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El panorama para el Real Oviedo ha dado un giro radical en poco más de un mes. En concreto, en los cinco últimos partidos, de los que los jugadores de Juan Antonio Anquela han ganado cuatro. El ritmo de puntos de los azules en las últimas jornadas es el mismo que el líder, el Huesca, que también ha ganado cuatro de cinco.

Entre las causas de este cambio pueden encontrarse tres causas fundamentales: el cambio de sistema, la recuperación de lesionados y el buen estado de forma de jugadores como Forlín, Saúl Berjón y Linares.

Aunque Anquela huye de dar protagonismo a los sistemas, a la hora de buscar las causas de la reacción de los azules aparece que la variante de jugar con tres centrales ha dado sus frutos en la mayor parte de los minutos que el técnico la ha puesto en práctica. El jienense siempre ha dicho que su sistema favorito incluía dos delanteros o una referencia y un segunda punta. La ausencia de Fabbrini le hizo comenzar a buscar a un jugador para esa posición, pero no acabó de encontrarlo.

Más Real Oviedo

Luego, con el paso de los partidos, el equipo fue teniendo un problema con los goles encajados, lo que hizo que el titular del banquillo azul buscara una solución. En ese punto fue cuando Anquela encontró una situación que cambia el dibujo al adelantar unos metros a Forlín. La versatilidad del argentino ha permitido al entrenador cambiar sobre la marcha la disposición del conjunto, con el desplazamiento de Forlín al centro del campo o al convertirlo en tercer central.

Además, el técnico cuenta con una ventaja para el dibujo de tres centrales. Tiene dos jugadores, como Diegui Johannesson y Mossa, que se adaptan perfectamente a ese planteamiento, ya que, a sus características defensivas, unen una clara vocación ofensiva que ayuda mucho al equipo.

El nuevo sistema comenzó siendo alternativa para algunos momentos de los partidos, en función de las circunstancias, pero en los dos últimos se ha mantenido todo el tiempo y con buenos resultados. En el nuevo planteamiento también hay otros matices, como el hecho de que en muchas situaciones de ataque el equipo acumula jugadores en una de las bandas, fundamentalmente la izquierda, lo que aprovecha para crear superioridad.

Otro de los aspectos que han ayudado al entrenador ha sido ir recuperando efectivos y disponer de más alternativas, tanto para el once como para las convocatorias. Un ejemplo de ello es que el pasado jueves, cuando el técnico jienense facilitó la lista de 18 jugadores para viajar a Lorca, pudo elegir. Hasta el punto de poder prescindir de tres jugadores por decisión técnica (Varela, Owusu y Pucko).

Por ejemplo, el técnico recuperó al inicio de la buena racha a Mariga, que fue titular y permitió dar descanso a Rocha, que ha vuelto en las dos últimas jornadas a muy buen nivel. Aunque su aportación en minutos no ha sido significativa, Hidi y Viti también han regresado. La mayor disponibilidad de efectivos redunda en una mayor competitividad en los entrenamientos, algo que se va advirtiendo en las últimas semanas en el trabajo de El Requexón.

Sin embargo, Anquela siempre deja el mayor protagonismo de lo que sucede en el campo a los jugadores y, en las últimas semanas, el equipo se está encontrando con varios que se encuentran en un gran momento de forma. Saúl Berjón, como dice el entrenador, siempre sale en las fotos de los goles. El ovetense está echándose el equipo a la espalda en las últimas jornadas y de sus botas nace la mayor parte del peligro azul.

El mencionado Forlín, que tardó en adquirir ritmo de competición por incorporarse tarde a la pretemporada, también ha dado un paso al frente y está sobresaliendo a la hora de liderar el trabajo defensivo del equipo.

Por último, Linares partía con la difícil tarea de hacer olvidar al lesionado Toché y con trabajo y goles lo está consiguiendo.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos