El Real Oviedo quiere reafirmarse en casa

El Real Oviedo quiere reafirmarse en casa
Fabbrini, Nahuel Valentini y Cotugno, ayer, al comienzo del entrenamiento a puerta cerrada. / E. ALONSO

Los azules reciben mañana al Alcorcón con el objetivo de ratificar la mejoría en el juego y lograr una victoria que les mantenga en la zona alta

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El Real Oviedo recibe mañana (18h, Carlos Tartiere) al Alcorcón en un encuentro en el que los azules buscarán un triunfo que les permita manterse en la lucha por entrar en las plazas de 'play off' y ratificar la mejoría en su juego. Los de Anquela, que en las dos últimas jornadas parecen haber recuperado las buenas sensaciones, tienen como objetivo seguir fuertes en el Carlos Tartiere, por donde pasarán buena parte de las opciones del equipo de acabar en la zona alta de la tabla, ya que seis de los diez encuentros que restan serán en el municipal ovetense.

El equipo carbayón afronta el encuentro con la ausencia del centrocampista Rocha, sancionado por acumulación de amonestaciones, y la plaza del extremeño la cubrirá el keniano McDonald Mariga, que llegó ayer jueves de la concentración de su selección y por la tarde se entrenó en solitario en El Requexón. El resto del equipo todo apunta a que será el mismo que la pasada jornada empató en Córdoba, ofreciendo una buena imagen.

La competición entra en la recta final, las últimas diez jornadas, y el conjunto ovetense es uno de los muchos aspirantes a ocupar las seis primeras posiciones de la tabla que dan derecho a pelear por el ascenso, para lo que debe recuperar las virtudes que tuvo en muchas fases del campeonato.

El técnico mantendrá el equipo de la pasada jornada, con la vuelta de Mariga por Rocha

Los de Anquela ganaron en el último encuentro en el Carlos Tartiere al Granada, otro de los aspirantes a las primeras plazas, mientras que la pasada jornada empataron ante el Córdoba, un rival que pasaba por su mejor momento de la temporada. En ambos encuentros los azules ofrecieron un buen nivel competitivo.

En el seno del vestuario ovetense se ha vuelto a instalar el optimismo, ya que, tras cinco jornadas sin ganar y no ofrecer el nivel esperado en algunos partidos, parece que se ha recuperado el tono y las buenas sensaciones. El de mañana será el primero de los seis encuentros que los azules disputarán en su campo antes del final del campeonato y se hace necesario sumar tres puntos para volver a hacer del Carlos Tartiere un fortín del que se escapan pocos puntos.

El técnico azul advirtió ayer de las dificultades que presentará el rival, un equipo que en las últimas temporadas siempre ha estado en la zona alta de la tabla, aunque en la presente ronda por la zona baja, de la que se alejó el pasado domingo con la victoria ante el Nástic.

En las dos últimas jornadas los oviedistas han recuperado su solidez defensiva y han vuelto a ser un equipo al que los rivales apenas les hacen ocasiones. Únicamente han recibido un gol en esos dos últimos encuentros y basándose en eso buscarán mañana un nuevo triunfo que les permita afrontar en mejores condiciones lo que resta de competición.

En el aspecto deportivo, el técnico podrá disponer de toda la plantilla, salvo el sancionado Rocha y el lesionado Olmes García. En principio, tanto Verdés, como Aarón Ñíguez, que la pasada jornada estuvieron fuera de la convocatoria por lesión podrán estar a disposición del entrenador, ya que se ejercitaron con normalidad a lo largo de toda la semana.

El equipo se vio obligado esta semana a trasladar tres sesiones a las instalaciones de San Gregorio, ya que las de El Requexón estaban afectadas por las fuertes lluvias del pasado fin de semana.

La principal duda de la alineación es quien será el sutituto de Rocha como pareja de Folch en el centro del campo. La principal opción es Mariga, pero todo depende de como se encuentre el medio tras la semana con su selección. En caso de que no estuviera disponible, las opciones serían Hidi o volver a adelantar a Forlín al centro del campo.

Más Real Oviedo

En el resto del equipo todo apunta a pocos cambios, la única alternativa que se podría dar en la defensa sería la vuelta al carril derecho de Diegui o situar a Viti, en sustitución de Cotugno. El uruguayo acabó con molestias los dos últimos encuentros, y además, cualquiera de las otras dos alternativas daría al equipo una mayor presencia ofensiva.

En el centro del campo, pese a la recuperación de Aarón Ñíguez, todo parece indicar que el italiano Fabbrini, que ha sido elegido mejor jugador de Segunda la pasada jornada, se mantendrá en el once. El italiano se estrenó como goleador en Córdoba y ha evidenciado una importante mejoría en el aspecto físico, por lo que Anquela podría mantenerlo por tercera jornada como titular. La alineación más probable de los azules será la formada por: Alfonso; Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández; Cotugno, Folch, Mariga, Mossa; Fabbrini, Toché y Saúl Berjón.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos