Real Oviedo

Real Oviedo | Aprobado en el debut ante un Primera

Real Oviedo | Aprobado en el debut ante un Primera

El conjunto de Anquela empata sin goles contra el Dépor en el sexto ensayo de pretemporada | Los azules demostraron que el trabajo defensivo está más avanzado y funciona mejor que el de creación y ofensivo, con margen de mejora

RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo.

El Real Oviedo empató sin goles ante el Deportivo en la presentación ante sus aficionados. Frente a un rival de Primera, los azules plantaron cara y dejaron muestras de ser un equipo serio y con las ideas bastante claras.

El partido no tuvo demasiada historia. Fue uno más de pretemporada, en el que los azules volvieron a evidenciar que el aspecto defensivo está más trabajado y adelantado que el ofensivo y la creación de juego. Los nuevos estuvieron al nivel del resto, destacando Diegui Johannesson, que además de mostrarse atento y rápido en defensa se sumó al ataque con mucha facilidad. Finalmente Anquela no contó con los últimos fichajes salvo Mossa, ya que Mariga, Cotugno e Hidi no entraron en la convocatoria.

El técnico azul volvió a optar por el 1-4-4-2 de inicio, con Linares y Toché en la delantera. En defensa Diegui Johannesson y Christian Fernández ocuparon los laterales, con Verdés y Valentini como pareja de centrales. El doble pivote fue para Folch y Rocha, con Pucko por la derecha y Saúl Berjón en la izquierda.

Más noticias

El equipo, como se esperaba, salió con intensidad y ordenado en el trabajo defensivo. Los azules tuvieron la primera oportunidad en una buena internada de Saúl Berjón por la izquierda, pero la defensa se adelantó a su centro.

Los azules empezaron mejor y teniendo el control del juego, aunque con el paso de los minutos las fuerzas se fueron igualando. Uno de los puntos calientes del partido fue el emparejamiento entre Andone y Verdés, con cuentas pendientes del Real Oviedo-Córdoba de hace un par de temporadas. Saltaron pronto chispas entre dos jugadores que no se arrugan.

El partido se desarrolló en el centro del campo, sin demasiadas aproximaciones a las áreas. Los azules trataban de elaborar con paciencia, pero no avanzaban demasiado. Al equipo le faltaba, tal vez por la carga de trabajo que llevan los jugadores, frescura para intentar desbordar por las bandas. Lo intentó Saúl Berjón algo más por la izquierda, mientras que por la derecha Diegui Johannesson trató de aportar profundidad en un par de ocasiones, llegando desde atrás y sorprendiendo.

El juego fue anodino en toda la primera mitad, con dos equipos más pendientes de no cometer errores que de buscar la portería contraria. Los porteros fueron meros espectadores y apenas tuvieron que tocar el balón.

Lo más destacable de los azules fue el orden y la buena organización defensiva ante un rival que tampoco les exigía mucho. Entre los nuevos, la buena colocación de Ramón Folch, que dio equilibrio y estuvo atento a las coberturas, fue de lo más destacado. Pucko no tuvo gran aportación en ataque, pero estuvo siempre atento a tapar las subidas al ataque de Diegui Johanneson, que fue el más destacado del equipo tanto en la faceta ofensiva como defensiva.

Tras el descanso el único cambio de los dos equipos fue la entrada de Carlos Hernández, que ocupó la plaza de Verdés en el centro de la defensa. Los azules comenzaron más incisivos y tuvieron una buena ocasión en una acción entre Pucko y Diegui Johannesson, que centró, pero RamónFolch no llegó al remate por poco.

Carrusel de cambios

A la hora de partido Anquela dio entrada a Edu Cortina por Ramón Folch y Toché fue sustituido por Aarón Ñíguez, que ocupó la posición de mediapunta. Poco después comenzó el carrusel de cambios en los dos equipos, lo que hizo que el partido se rompiera. Los azules parecían más cómodos en ese tipo de partido y llevaban cierta iniciativa, con el balón en su poder más tiempo que el Deportivo.

En esos minutos lo mejor de los azules fueron algunas acciones de Aarón Ñíguez, cuya verticalidad creó problemas a la defensa visitante y botó un par de faltas con criterio, pero sin encontrar rematador. También Viti tuvo un par de arrancadas con peligro. Al igual que en la primera parte, las ocasiones de gol brillaron por su ausencia y la mayor parte del tiempo el balón transitó por el centro del campo.

La plantilla oviedista tendrá entrenamiento esta mañana en El Requexón y por la tarde los jugadores tendrán descanso. El sábado, el equipo entrenará por la mañana y por la tarde tendrá el séptimo encuentro de pretemporada, en Torrelavega, ante el Eibar. Probablemente será en ese choque en el que tengan su primera oportunidad los últimos fichajes Mariga, Cotugno e Hidi. Todos ellos vienen de una etapa de inactividad y parece que Anquela no quiere tener demasiada prisa por que jueguen y prefiere que vayan acumulando trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos