Real Oviedo

El Real Oviedo cincela la segunda escultura de Anquela

El Real Oviedo cincela la segunda escultura de Anquela
Richard Boateng se incorporará al Real Oviedo. / U. D. MELILLA

Los azules reforzarán todas sus líneas para dar otro cariz a su plantilla

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

Plenamente consciente de su metodología de trabajo, el Real Oviedo se afana en aportarle a Juan Antonio Anquela las herramientas que le permitan cincelar su segunda escultura en el Carlos Tartiere. Madrugador, el club carbayón trabaja con la ventaja que le otorga su premura a la hora de colocar las piedras maestras del proyecto exitoso que pretende edificar.

Rápida para sellar la renovación del veterano técnico jienense, la entidad azul cuenta con ventaja respecto al pasado período estival, cuando el andaluz tuvo que esperar a concluir su participación en el 'play off' de ascenso con el Huesca para desembarcar en la capital del Principado y empezar a consensuar con la secretaría técnica los movimientos de entrada y salida en la plantilla. Adelantados los plazos, el club ha iniciado una intensa actividad en los despachos.

En esa intrincada partida de ajedrez en la que con frecuencia se transforma el trasiego de idas y venidas en los veintidós clubes de la Segunda División española, el club carbayón ha comenzado a mover ficha para acometer una remodelación transversal, desde la portería hasta la delantera. En ese proceso, la primera bienvenida la protagonizará Richard Boateng, que tras su gran temporada en Segunda B con el Melilla dará un salto en su trayectoria deportiva.

Más Real Oviedo

En la órbita del club azul, Anquela pidió referencias sobre él al también jienense Manolo Herrera, técnico que ha dirigido la explosión goleadora del mediapunta nacido en la capital de Ghana la última campaña. Esperanzados en su proyección y la capacidad para explotar su margen de mejora, los azules cerraron el acuerdo para la contratación del atacante africano, que ya superó el pertinente reconocimiento médico previo a un fichaje al que solo le falta la oficialidad.

Para enriquecer el juego ofensivo oviedista, la entidad puso sus ojos sobre el codiciado Sergio Tejera, un centrocampista capaz de asumir la manija para incrementar la creatividad y elevar la fluidez en la circulación de balón. Su llegada a priori daría un salto de calidad a la sala de máquinas del conjunto que dirige Juan Antonio Anquela, en la que se pretende que no tiene hueco para Hidi en sus planes.

Con la ya confirmada marcha de Mariga, el club deberá sumar una llegada más a la de Tejera en un proceso que compagina con el capítulo de bajas. La entidad busca una resolución del vínculo contractual que les une para Valentini, Cotugno, Héctor Verdés y Pucko, por lo que deberá asumir la tarea de reemplazarles con piezas de mayor nivel en la zaga y los costados.

El final del contrato de Juan Carlos el 30 de junio también obliga a encontrar a un guardameta que compita con Alfonso Herrero por ser el guardián del marco oviedista, custodiada por una zaga en la que fue titular indiscutible las dos últimas temporadas Christian Fernández. El aguerrido defensor cántabro es uno de los hombres de confianza de Anquela desde que coincidieran en Huesca y el club carbayón negociará su renovación en los próximos días. Con el propósito de conseguir al final del proceso de confección una plantilla corta para que puedan asomar en ella los jugadores más destacados del filial, una idea que era el propósito inicial del técnico jienense y finalmente no se pudo cumplir, los azules diseñan la armadura que permita a Anquela combatir en las sufridas batallas de Segunda División.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos