El Real Oviedo se abre paso a contracorriente

El Real Oviedo se abre paso a contracorriente

Los azules culminaron ante el Granada su quinta remontada en la presente campaña

Iván Álvarez
IVÁN ÁLVAREZ

El Real Oviedo rema con destreza a contracorriente esta temporada. El conjunto carbayón dejó atrás ante el Granada el pasado domingo una tempestad de cinco jornadas sin victorias y enderezó el rumbo con tres puntos que le permiten vislumbrar un horizonte más soleado en el tramo final de la larga travesía de Segunda División.

El buque nazarí pretendió ahondar en la grieta de la cubierta del navío azul, que supo dar un golpe de timón que le ha permitido evitar hasta ocho naufragios esta campaña. «Supimos remontar un partido que se nos puso difícil. Si hacemos las cosas bien podemos ganar a cualquiera y se demostró que, ante la adversidad de marcarnos, pudimos rehacernos», explicó ayer Carlos Hernández, tripulante fijo en el eje de una zaga oviedista que no zozobra pese a que las olas le han sacudido con frecuencia en su trayecto.

La batalla vencida al Granada en la pugna directa por arribar en los primeros puestos a final de temporada supuso la quinta remontada culminada desde que Juan Antonio Anquela desembarcó en el banquillo del Carlos Tartiere. Nadie en el fútbol profesional español ha festejado más victorias que los azules este curso tras darle la vuelta al marcador, inaugurado por su adversario en nueves ocasiones en las que el conjunto carbayón logró hacer frente al primer gol rival para no irse de vacío tras el pitido final del árbitro. En cuatro duelos lo hicieron para neutralizar esa desventaja con empates en el feudo del Sporting, Barça B, Huesca y Rayo, y en cinco para llevarse el triunfo.

Más Real Oviedo

Cuatro reacciones llegaron bajo el abrigo de la grada del Carlos Tartiere y una a domicilio, la completada en Tarragona, donde un penalti transformado por Aarón Ñíguez en el tiempo añadido de la segunda mitad firmó un triunfo azul que había comenzado a gestarse en un certero testarazo de Carlos Hernández. Los azules están aprobando con nota una de sus asignaturas pendientes del pasado curso, en el que solo lograron sobreponerse a un marcador en contra una vez, cuando se sobrepusieron al gol inicial del Cádiz en el municipal ovetense para imponerse en el marcador.

Juan Antonio Anquela está cincelando al equipo en base a su desbordante ímpetu y ha conseguido en tres ocasiones que sus jugadores arremetan contra el rival hasta arrinconarle tras el toque de corneta en los vestuarios del Carlos Tartiere. Ocurrió el pasado 5 de noviembre contra el Lugo, obligado a sacar la bandera blanca y sacrificar el rol de comandante de la categoría con el que iniciaba la decimotercera jornada, y se repitió en el último derbi, cuando un tempranero tanto de Mossa al inicio del segundo período permitió doblegar a un Sporting que pretendía crear marejada con una diana de Jony.

Los azules, que volvieron a dar un golpe de timón con éxito el pasado domingo, afrontan sus once últimas paradas con la bodega con los mismos víveres a nivel de puntos (49) que en las dos anteriores temporadas. Acostumbrados a navegar con firmeza a contracorriente, buscan este sábado en Córdoba el primer gran impulso de 2018 a domicilio.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos