Un Oviedo de diseño doble

Un Oviedo de diseño doble
Juan Antonio Anquela, con Joaquín del Olmo en El Requexón. / ELOY ALONSO

El filial influirá en la confección del nuevo proyecto dirigido por Anquela

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

El ascenso del Vetusta a Segunda B esta temporada supondrá un cambio a la hora de planificar tanto la plantilla del primer equipo como la del filial. El hecho de que el segundo conjunto azul esté en la categoría inmediata se espera que sirva para acercar a sus jugadores a Juan Antonio Anquela.

La confección de la plantilla del filial ha pasado a depender más de Ángel Martín, el secretario técnico de la entidad, que trabajará junto a los responsables de la cantera, Eduardo Rergis y Roberto Suárez, además del entrenador, Javi Rozada.

La intención del club es que el primer equipo tenga un plantel más corto que en temporadas anteriores, con un máximo de 20 jugadores, lo que permitirá un acceso más fácil de los jugadores del filial a las convocatorias de Anquela y que puedan ir teniendo minutos. Además, esta circunstancia obligará a que en el vestuario del Vetusta tenga que haber más futbolistas, en prevención de las ausencias de los jugadores que puedan tener que perderse encuentros por ser llamados por el entrenador del primer equipo.

Más Real Oviedo

Además, otro aspecto a tener en cuenta en la planificación del filial es que los puestos que estén peor cubiertos en el primer equipo sean ocupados en el Vetusta por jugadores que sean sub 23 y puedan compaginar los dos equipos. En el filial, como ya sucedió esta temporada, habrá algún futbolista que supere los veintitrés años, ya que se quiere dotar al equipo de más experiencia para afrontar una competición mucho más fuerte que la del pasado curso en Tercera. El objetivo del club es que además de ayudar al primer equipo y formar jugadores, el equipo dirigido por Rozada pueda mantener la categoría, para lo que será necesaria esa dosis de cierta veteranía.

Un ejemplo de esta situación es que el delantero David González no pudo contar para Anquela, ya que en caso de disputar algún minuto ya no podría volver a jugar con el filial el resto de temporada. Por eso, en las parcelas del primer equipo donde haya más efectivos será en las que el Vetusta se puede permitir tener jugadores que sean mayores de 23 años. Una de esas posiciones sería el centro del campo, donde se busca para el filial algún medio de contención con envergadura y experiencia para dar solidez a esa zona del campo. En el caso de los porteros, el margen es mayor en cuanto a edad, ya que hasta los sub 25 pueden compaginar los dos equipos.

La plantilla del primer equipo será más corta y la del filial algo más larga

Lo que está claro es que, como sucedió esta temporada, varios de los componentes del filial puedan entrenar durante la semana a las órdenes de Anquela y luego en el fin de semana ponerse a las órdenes de Rozada. Viti, Edu Cortina, Prendes, Steven y los porteros Aitor y Gorka fueron los jugadores más habituales en las sesiones de trabajo del primer equipo y todos ellos realizaron la pretemporada con el primer equipo, como se espera que suceda esta temporada.

Además de los entrenamientos con el primer equipo de los jugadores del filial, Anquela es partidario de que una de las sesiones semanales consista en un partidillo entre los componentes de las dos plantillas. El propio entrenador elogió en varias ocasiones este tipo de entrenamientos, ya que además de aumentar la competitividad del trabajo fruto de la voluntad de mostrarse por parte de los canteranos, le permite verlos en acción y tener un seguimiento de todos ellos de primera mano por si necesitara contar con alguno.

La pasada pretemporada, tras la semana inicial de entrenamientos, el primer amistoso fue ante el filial en El Requexón. A lo largo de toda la puesta a punto para la jornada que abrió el campeonato liguero fue habitual la presencia de los jugadores del filial en los distintos amistosos que disputó el equipo de Anquela.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos