Un golazo al mal de Duchenne

Un golazo al mal de Duchenne
Cervero y Michu conversan con Raúl y Alejandro antes del sorteo de las camisetas. / PIÑA

Cervero y Michu se unen a la lucha de Raúl y Alejandro contra la enfermedad

MARÍA SUÁREZ OVIEDO.

Desde que Raúl se enteró que su amigo Alejandro padecía la enfermedad de Duchenne, la vida de ambos se ha llenado de goles y de ayuda. Lo que empezó con una iniciativa personal de Raúl, donando lo que sus padres le pagaban por gol para la investigación, se convirtió en un movimiento viral con el que el pequeño jugador del Atlético Lugones consiguió recaudar casi 2.000 euros en beneficio de la Duchenne Project-Spain, de la que es vicepresidenta Mari Paz, la mamá de Alejandro.

En ese afán por meterle un gol más a Duchanne, Raúl se propuso reunir 3.000 euros antes del 30 de junio, pero, como cuenta su madre Raquel, pronto llegó el final de Liga y el pequeño quiso promover nuevas maneras de recaudar fondos. Así se fraguó el Torneo de Fútbol Solidario del Colegio Amor de Dios, donde padres, alumnos y todos aquellos que quisieran echar una mano a la lucha de los pequeños han acabado viviendo una jornada de fútbol, amistad y diversión bajo el incesante orbayo que ha caracterizado la tarde del viernes.

La dupla formada por los dos amigos presumió de refuerzos desde el inicio de la jornada, momento en que recibieron una visita muy especial. Dos de sus ídolos, ex jugadores ambos de su Real Oviedo del alma, se unieron a su divertida y comprometida forma de ayudar a las familias afectadas por esta enfermedad: Cervero y Michu. Ambos se enfundaron la camiseta de la asociación y se unieron a los juegos de los más pequeños, que tuvieron desde pintacaras hasta animación, y por supuesto, mucho fútbol. El propio Michu destacó que para él era «un placer poder ayudar en la lucha contra una enfermedad» y que no sólo estaba «muy contento por poder hacerlo», sino que además se lo habían pasado «genial».

El nuevo seleccionador nacional Fernando Hierro, reconocido por los pequeños por ser ex entrenador del Real Oviedo, fue uno de los temas más recurrentes que Raúl y Alejandro trataron con ambos futbolistas en el día del debut en el Mundial. Cervero, que se inscribió como jugador para el torneo de adultos, no solo acompañó durante toda la jornada a todos los asistentes, sino que participó como uno más en el evento organizado por la madre de Raúl. El actual jugador del Mirandés acabó ganando la categoría de adultos, en la que disputó la final con un equipo formado por profesores y padres.

El evento, pasado por una fina cortina de agua, congregó en las instalaciones del Colegio Amor de Dios a medio millar de personas. A falta de cifras oficiales, el objetivo de Raúl está muy cerca de certificarse por la cantidad de colaboradores y participantes de la jornada, que tenía prevista la venta de entradas, inscripciones y una barra solidaria.

Además, los dos pequeños no sólo han recibido el apoyo de estas dos leyendas del oviedismo, y es que el ex guardameta azul, Esteban, también participó donando unos guantes firmados para una de las rifas, y Miguel Linares ratificó su compromiso con ambos dando para el sorteo su último premio como mejor jugador carbayón del mes de mayo. A estos regalos se sumó también el boxeador ovetense Aitor Nieto, quien cedió unos de sus guantes para la iniciativa.

Raúl, que aportó los 2 euros por gol y los 50 céntimos que sus padres le daban cada jornada, no se conformó con los casi 40 tantos que firmó esta temporada y no le bastaron los innumerables pases que logró con su equipo. Este pequeño, que adora a su amigo Alejandro, superó el miedo a la enfermedad poco después de conocerla y no ha dejado de intentar, con el apoyo de sus padres, que la ayuda fuera cada día mayor.

Es por ello que el Real Oviedo, equipo al que quieren y del que son socios ambos niños, ha querido seguir colaborando con esa idea de meterle un gol a Duchenne y alcanzar los 3.000 euros que se propuso Raúl. La entidad azul les donó una camiseta firmada por la plantilla de esta temporada que se sortea hasta las 00:00 horas del viernes y para cuya obtención habrá que donar una cuantía de 20 euros o más en la web https://www.migranodearena.org/reto/18312/marcaleungoladuchenne.

Y es que, como dicen Raúl y Alejandro, «¡el Oviedo puede cambiar el mundo!» Y estos dos pequeños, también.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos