Steven: «Cuando marqué estaba en una nube, no sabía ni qué había hecho»

Steven, protagonista del choque con su gol, dirigió el ritual ante la grada./ÁLEX PIÑA
Steven, protagonista del choque con su gol, dirigió el ritual ante la grada. / ÁLEX PIÑA

El delantero asume que su sitio está en el filial y agradece el apoyo de los compañeros toda la semana, en especial de Linares y Toché

R. J. G.OVIEDO.

Apenas un minuto en el campo y Steven vivió uno de los momentos más felices de su carrera, cuando marcó el gol que le dio el triunfo al equipo ante el Granada. El delantero reconoció que ni se lo creía «me sentía en una nube, no sabía si había marcado, ni lo que había hecho». Eso si, rápidamente acertó a encontrar a sus padres en la grada y dedicarles el gol: «Quería brindar un gol a mi familia y tuve la fortuna de poder hacerlo».

Al final, dijo que estaba feliz por la victoria y por ayudar al equipo a conseguirla y que tiene claro que su sitio está en el filial para trabajar y «dar lo mejor de mí en cada entrenamiento y así se consiguen las cosas». Además, indicó que no había supuesto una decepción no estar en el once inicial. «Para nada, sabía que jugando 90 minutos o nada tenía que aportar lo máximo». También reconoció la ayuda de los compañeros, en especial «Toché y Linares que durante la semana me arroparon muy bien, fue de mis mejores semanas como futbolista, me ayudaron un montón».

El delantero comentó que «desde el lunes no podía ni dormir, estaba pensando jugadas, pero ni en mis mejores sueños pensaba en que podía marcar un gol en mi debut en el Carlos Tartiere». Ahora espera que los compañeros le firmen la camiseta para guardarla como recuerdo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos