Real Oviedo | Anquela: «El club quiere que me quede y yo me quiero quedar; dos y dos son cuatro»

Anquela, antes de comenzar el último encuentro de la temporada en el Carlos Tartiere. / HUGO ÁLVAREZ
Anquela, antes de comenzar el último encuentro de la temporada en el Carlos Tartiere. / HUGO ÁLVAREZ

Anquela señala que están «desilusionados porque merecíamos un pelín más», aunque se siente «orgulloso» porque se han «dejado el alma»

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

Entre la desilusión por no poder alcanzar finalmente las seis primeras plazas y el orgullo por la entrega de sus jugadores a lo largo de la temporada bajó al telón a la campaña de su estreno como entrenador del Real Oviedo Juan Antonio Anquela, que no echa la vista atrás para lamentarse de algunos encuentros en los que se le escaparon algunos puntos por detalles y solo mira hacia adelante. Un horizonte teñido de azul, tras reafirmar su voluntad de continuar en el banquillo local del Carlos Tartiere la próxima temporada.

«El club quiere que me quede y yo me quiero quedar, dos y dos son cuatro», confesó el técnico jienense, que apostilló que «las matemáticas en el fútbol a veces no cuadran, pero seguro que van a cuadrar». Ajeno a las ofertas de otros clubes, el veterano preparador andaluz subrayó que su deseo es «estar en el Oviedo». «Cada día que ha pasado he valorado más a este club y lo he amado más. porque veo el sentimiento que le pone gente», expuso antes de advertir que «el objetivo es sanear este club», pero lanzando un mensaje de optimismo al afirmar que «como dice el himno, seguro que volveremos».

Más Real Oviedo

Reacio a hablar de metas clasificatorias, recordó que siempre quiere «ser el primero» para expresar un elevado grado de exigencia que no es óbice para que cierre la temporada «muy satisfecho». «Los chavales se han dejado el alma, hacen lo que pueden y muchas veces más. Estamos muy desilusionados. Merecíamos un pelín más», aseveró el jienense, que indicó que si no alcanzaron la zona de 'play off' «es porque en algunos momentos nos habremos equivocado».

«Sufrir es nuestro sino», expuso el andaluz, que indicó que deberían haber resuelto con más holgura el triunfo de ayer sobre el Huesca y aludió al 'golaveraje' perdido con el Numancia como factor diferencial para expresar el fino margen que les privó de disputar el 'play off'. «La pena es que no ha caído de nuestro lado», lamentó el técnico azul, que señaló con cierta ambigüedad que tiene «un vídeo muy largo de pequeños detalles desde el primer partido hasta el otro día en León». Tras recordar que la fortuna fue para los azules «esquiva» en varios momentos, se mostró «orgulloso» de sus jugadores y aboga por mantener la cabeza alta.

«Nunca hemos ocultado las carencias que tenemos», expresó el jienense, que dio la enhorabuena y deseó suerte al Numancia, al que calificó de «club ejemplar», al adjudicarse la codiciada sexta plaza. Consciente de la dificultad de que la consiguiese el conjunto carbayón al depender de otros resultados, lamentó que en León «no valoramos un empate» que hubiera cambiado el decorado de esa concurrida pugna», vislumbra el futuro haciendo hincapié de que necesitan fijar bien los pasos del camino. «Primero hay que saber por dónde vamos. Cuando voy al mercado, miro la cartera. Hay que ver cuánto dinero tenemos y decidir», explicó Anquela, que respecto a su estilo afirmó que le «encanta jugar al fútbol, todo lo contrario de lo que la gente piensa de mí». «Pero si no podemos hacer eso, tenemos que competir al nivel que exige esta Segunda División», matizó el técnico azul, que espera que la afición oviedista pronto tenga «premio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos