Real Oviedo

Real Oviedo | Vencer y esperar en la despedida

Aarón Ñíguez dialoga con Christian Fernández, en presencia de Varela, mientras esperan durante el entrenamiento./SEMEYAPRESS
Aarón Ñíguez dialoga con Christian Fernández, en presencia de Varela, mientras esperan durante el entrenamiento. / SEMEYAPRESS

El Oviedo de Anquela recibe en el Carlos Tartiere al Huesca con la obligación de ganar para completar la carambola que le lleve al 'play off' | El técnico no ha dado pistas sobre el once y baraja volver a la defensa de cuatro para suplir las ausencias de Carlos Hernández y Saúl Berjón

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

Las posibilidades de que el Real Oviedo pueda meterse en el 'play off' son muy escasas, pero eso no le exime de cumplir con su obligación de ganar esta tarde al Huesca. Por una parte, el equipo de Juan Antonio Anquela necesita el triunfo porque es condición indispensable para poder mirar después a los otros tres campos en los que se juegan sus opciones de ser sexto. Por otro lado, todo lo que no sea un triunfo dejaría mal sabor de boca ante la afición en el que podría ser el último encuentro de la temporada.

La carambola de resultados a la que se agarra el conjunto azul para engancharse a la pelea por el 'play off' ha compartido protagonismo durante la semana con otros asuntos. El más destacado de ellos, la prácticamente segura continuidad de Anquela en el banquillo del equipo para la próxima campaña. También estuvo en la actualidad el que podría ser primer fichaje de los oviedistas, el mediapunta ghanés del Melilla, Richard Boateng.

El de hoy puede ser el último encuentro de varios componentes de la plantilla carbayona, pero aunque hay situaciones que parecen muy claras, no se empezarán a conocer detalles de la planificación hasta la próxima semana.

En la convocatoria que ayer facilitó Anquela para el encuentro, las novedades son la vuelta de Christian Fernández y Mariga, que ocupan las plazas de los sancionados Carlos Hernández y Saúl Berjón. Una vez más, está fuera de la lista el colombiano Olmes García, que llegó en el mercado de invierno y todo apunta a que se va a ir inédito.

Más Real Oviedo

Aunque la tarea fundamental de los azules es lograr el triunfo ante el Huesca, de reojo tienen que mirar a otros tres partidos. El enfrentamiento entre el Valladolid y Osasuna, por si solo, puede dejar fuera a los oviedistas, ya que un empate les quitaría la posibilidad de terminar entre los seis primeros puestos. Cualquier victoria serviría para el objetivo azul. Además, que el Cádiz pierda en su visita a Granada y que el Numancia no gane a la Cultural completan los requisitos para el milagro azul.

La semana del conjunto azul transcurrió entre mensajes de agotar las opciones y creer en que los caprichos del fútbol pueden dar una sorpresa en forma de resultados favorables. Pero también hubo balance de la temporada y muchos jugadores piensan en su futuro, ya que se esperan cambios en la plantilla y ni siquiera tener contrato garantiza la continuidad. La continuidad de Anquela en el banquillo azul ha centrado la atención esta semana. El técnico dejó claro en la rueda de prensa del pasado jueves su ilusión por poder continuar al frente del equipo. El club también apuesta por la continuidad para dar estabilidad al proyecto deportivo, por lo que todo apunta a que el acuerdo entre las partes se firme en los próximos días y se anuncie para luego comenzar a tomar decisiones en cuanto a la plantilla, empezando por lo actuales componentes de la misma.

Sin embargo, el conjunto oviedista no tendrá un partido sencillo, por mucho que el rival llegue con los deberes hechos al Carlos Tartiere. Los de Rubi llegan con el ascenso en el bolsillo desde hace un par de jornadas, pero tienen ante sí otro reto, lograr el campeonato de Segunda, para lo que necesitan lograr una victoria.

En cuanto a lo deportivo, el técnico azul cuenta con las bajas de dos de los jugadores más imprescindibles del equipo, el defensa Carlos Hernández y el atacante Saúl Berjón, ambos sancionados por acumulación de amonestaciones. Las dos ausencias condicionan la alineación, pero también podrían hacerlo con el sistema.

En el caso de que Anquela opte por mantener la defensa de tres centrales, la alternativa para sustituir a Carlos Hernández sería sencilla, con la entrada de Christian Fernández para suplir al jienense, mientras que Verdés mantendría su puesto en el once, tal y como sucedió el pasado domingo ante la Cultural. Junto a ellos estaría el argentino Forlín. Las opciones para sustituir a Saúl Berjón son dos, Fabbrini Yeboah, aunque en cualquiera de los dos casos parece que entrarían en la derecha, para que Aarón Ñíguez actuara por la izquierda.

Sin embargo, el técnico apenas ha dado pistas durante la semana y cabe la opción de un cambio de sistema, con cuatro defensas y tres mediocentros. En el caso de que Anquela se decantara por esta alternativa, la defensa podría estar formada por Cotugno y Mossa en los laterales, mientras que la pareja de centrales estaría formada por Forlín y Christian Fernández.

Además, con el objetivo de reforzar el centro del campo, el técnico azul podría optar por el trivote que ya utilizó en el encuentro ante Osasuna, con Folch por delante de la defensa con Hidi y Rocha un poco más adelantados. En el centro del campo, Diegui Johannesson podría ocupar la banda derecha, mientras que Aarón Ñíguez ocuparía la izquierda y Linares sería la referencia ofensiva del equipo.

Otra posibilidad es que, con ese dibujo, Fabbrini o Yeboah ocuparan la banda derecha. La alineación más probable de los ovetenses sería la formada por: Alfonso; Cotugno, Forlín, Christian Fernández, Mossa; Folch, Hidi, Rocha, Diegui Johanesson, Aarón Ñíguez; y Linares. En el banquillo se quedarían Juan Carlos, Verdés, Varela, Mariga, Fabbrini, Yeboah y Toché. No entraron en la convocatoria los sancionados Carlos Hernández y Saúl Berjón. Valentini, Pucko y Olmes García fueron los descartes por decisión técnica.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos