Real Oviedo

El Oviedo se reencuentra con la victoria

El Oviedo se reencuentra con la victoria
Mario Rojas

Dos goles de Linares sentenciaron el partido ante un Lorca debilitado tras la expulsión de uno de sus jugadores | El conjunto azul continúa en la pelea por el 'play off' de ascenso

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El Real Oviedo se reencontró con la victoria tras imponerse 2-0 al Lorca, en un partido en el que los azules jugaron desde la media hora con un hombre más y pudieron lograr una renta mayor de haber estado más acertados cara al gol. Linares, que volvía al once fue el autor de los dos goles que vuelven a acercar al equipo a la zona de 'play off'.

La alineación azul presentó de inicio el cambio de sistema esperado, para jugar con tres centrales. Además, entraron en el once Forlín, David Rocha, Fabbrini y Linares, en sustitución de Verdés, Mariga, Aarón Ñíguez y Toché.

El conjunto ovetense salió dispuesto a ir a por el partido desde el inicio y mandó en los primeros minutos, aunque sin generar demasiado peligro ante la poblada defensa de los de Fabri González, que dejaron pronto claro que venían a esperar.

2 Real Oviedo

Alfonso; Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández; Diegui Johannesson, Folch, Rocha (Mariga, m. 90+1), Mossa; Fabbrini (Aarón Ñíguez, m.64), Linares y Saúl Berjón (Toché, m.76).

0 Lorca

Torgnascioli; Pina, Pomares, Fran Cruz, Antonio López, Peña; Javi Muñoz, Gomelt (Tropi, m.80), Nando (Brown, m.67), Noguera; y Dani Ojeda (Aly Malle, m.85).

goles
1-0, min.34: Linares; 2-0, min.73: Linares.
árbitro
López Toca, del Comité Cántabro. Mostró tarjetas amarillas a Mossa y Forlín, por parte de los locales y a los visitantes Pina, Noguera, y roja directa a Pina a los 33 minutos por interceptar una contra de Diegui Johannesson.
incidencias
tarde soleada y terreno de juego en perfectas condiciones.

La primera aproximación de los azules con peligro llegó a los 17 minutos, en una contra que dejó solo a Saúl Berjón delante del portero, que acertó a despejar el disparo del ovetense, flojo y centrado.

El partido se desarrollaba en el campo visitante, pero ahí no había espacios para combinar y los intentos azules se estrellaban una y otra vez en la maraña de jugadores del Lorca, que se protegía acumulando jugadores en su área.

Una vez más, como viene siendo habitual toda la temporada, el mayor peligro de los ovetenses llegaba de la banda izquierda y de las botas de Saúl Berjón, al que sus compañeros buscaban una y otra vez.

Sin embargo, cumplida la media hora el encuentro dio un giro decisivo. Primero el Lorca se quedó con un jugador menos tras mostrar el árbitro la roja a Pina por interceptar en falta una contra de Diegui Johannesson, que se dirigía solo a la portería. En la jugada siguiente, Saúl Berjón colgó un balón al área y tras un par de rechaces, Linares controló, se giró y batió al portero para adelantar a los azules y poner de cara el encuentro.

Con un jugador más y la ventaja en el marcador, los de Anquela encontraron la calma necesaria para comenzar un asedio sobre la portería visitante. Sin embargo, pese a que Linares tuvo una buena ocasión, en un centro de Saúl Berjón, el marcador no se movió.

El partido fue en su primer acto lo que necesitaban los azules para ganar en confianza, tras los últimos malos resultados y la pobre imagen del equipo.

Más Real Oviedo

Los azules salieron tras el descanso dispuestos a sentenciar y en los cinco primeros minutos tuvieron ocasiones en las botas de Diegui Johannesson, Fabbrini, Folch y Saúl Berjón, para hacerlo, pero la fortuna no les sonrió y se encontraron con las piernas y cuerpos de los rivales.

El monólogo ovetense no permitía a los visitantes salir de su campo y solo la falta de acierto en los últimos metros se interponía para que llegara el segundo tanto y la tranquilidad.

El partido era por juego y por ocasiones para una goleada ovetense, pero seguía sin llegar el segundo y el partido iba decayendo de intensidad, lo que permitió a los visitantes buscar alguna acción a la desesperada, aunque sin convencimiento.

La tranquilidad definitiva llegó nuevamente desde la izquierda. Esta vez fue Mossa el que ganó la línea de fondo y puso un balón preciso a la cabeza de Linares, que en el segundo palo solo tuvo que cabecear al fondo de la red.

Lo primero que hizo Anquela, tras tener solventado el partido, fue retirar del campo a Saúl Berjón, que tiene cuatro amarillas, y evitar así perderlo para la próxima jornada.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos