Real Oviedo

Real Oviedo | Obligado a reaccionar en el Anxo Carro

El técnico Juan Antonio Anquela da ánimos a sus hombres durante una sesión de trabajo. / ELOY ALONSO
El técnico Juan Antonio Anquela da ánimos a sus hombres durante una sesión de trabajo. / ELOY ALONSO

El Real Oviedo buscará su primera victoria a domicilio del año 2018 esta tarde en el estadio lucense | Anquela estudia un cambio de sistema, con cuatro defensas, en busca de dar más profundidad al ataque del equipo

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

El momento de la verdad se acerca, como el viernes advirtió Juan Antonio Anquela. Y, por ello, el Real Oviedo intentará esta tarde dar un paso adelante para seguir en la pelea por entrar entre los seis primeros de la clasificación y disputar así el play off' de ascenso a Primera División.

El conjunto oviedista afronta el encuentro de esta tarde ante el Lugo, en el que estará arropado por cerca de dos millares de aficionados azules. Y lo hará con varias dudas en el once inicial, tanto de nombres como de dibujo, ya que el técnico azul se plantea un cambio de sistema, además de alguna novedad en cuanto a futbolistas.

En la lista que ayer facilitó el entrenador, las novedades fueron la vuelta a la misma de los centrocampistas Rocha, tras cumplir sanción, y Mariga, después de superar las molestias musculares que arrastraba, mientras que se cayeron de la misma el húngaro Hidi y el canterano Viti.

El conjunto oviedista llega al encuentro de esta tarde, tras la derrota de la pasada jornada ante el Alcorcón, con la necesidad de lograr una victoria tan buena para la clasificación como para la propia moral del equipo, que lleva una mala racha de resultados que le ha sacado de los puestos de 'play off' por primera vez después de muchas jornadas.

Los azules todavía no han sido capaces de ganar a domicilio en 2018 y buscarán poner fin a esta mala tendencia en un campo en el que no han logrado ganar en Segunda División. Enfrente aguarda un Lugo que lleva dos puntos menos que los ovetenses y también apura sus opciones de meterse en la pelea por las primeras posiciones de la clasificación. Los hombres de Francisco Rodríguez llegan al encuentro de esta tarde después de haber caído 3-0 en la pasada jornada ante el Nástic, por lo que también están necesitados de una victoria.

Más Real Oviedo

La mala trayectoria de los azules en las últimas jornadas puede provocar que el entrenador jienense busque soluciones para cambiar la dinámica. Una de las alternativas que puede manejar el entrenador es volver al jugar con cuatro defensas y dar entrada a un hombre más en la zona de ataque, aunque, a lo largo de la semana, las pistas fueron pocas. Anquela ensayó en los últimos entrenamientos, sobre todo en el partidillo ante el filial habitual todas las semanas, con los dos sistemas que suele manejar.

Hasta ahora el equipo venía actuando con tres centrales, dos carrileros, dos mediocentros, dos jugadores en las bandas de carácter ofensivo y un delantero. La otra opción, que ya usó el equipo en el encuentro ante el Alcorcón, sería pasar a la defensa de cuatro y optar por una versión más ofensiva.

En el caso de que Anquela mantenga los cinco defensas, la alineación deberá presentar un cambio ya que el húngaro Hidi, que fue titular la pasada jornada, se ha quedado fuera de la convocatoria, por lo que su puesto sería ocupado por Rocha o Mariga, ambos novedades en la lista.

Por el contrario, si la alternativa es una defensa de cuatro, el abanico de oportunidades se abre mucho para el entrenador. Una de las posibilidades sería adelantar a Forlín al centro del campo, ya que el argentino, que no se entrenó durante toda la semana, está finalmente disponible. De la posición que ocupe el futbolista sudamericano dependerá el dibujo del equipo, ya que Anquela le ha utilizado tanto de tercer central como de pivote.

En ese caso, la novedad también sería la presencia de Fabbrini como segundo delantero, por detrás de Toché, con el objetivo de asociarse con los jugadores de banda: Saúl Berjón y Aarón Ñíguez. El dibujo de los azules podría ser en este caso un 1-4-2-3-1, lo que ofrecería una versión bastante ofensiva del equipo carbayón, inédita hasta ahora.

Un posible equipo inicial del conjunto ovetense sería el formado por Alfonso; Cotugno, Carlos Hernández, Christian Fernández, Mossa; Forlín, Folch; Aarón Ñíguez, Fabbrini, Saúl Berjón; y Toché. En el banquillo se quedarían Juan Carlos, Verdés, Diegui Johannesson, Rocha, Mariga, Yeboah y Linares. En Oviedo se quedaron el lesionado Olmes García y, por decisión técnica, Valentini, Viti, Hidi y Pucko.

El conjunto ovetense tuvo ayer la última sesión de entrenamiento, en la que el centrocampista Folch se retiró antes que el resto de compañeros, aunque solo por precaución y seguro que va a estar en el once inicial del equipo en el centro del campo. El equipo almorzó en Oviedo y posteriormente viajó a Lugo.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos