Real Oviedo

Real Oviedo | El nuevo dibujo resultó a medias

Folch disputa un balón con el osasunista Xisco durante el duelo del Sadar. / IÑAKI PORTO
Folch disputa un balón con el osasunista Xisco durante el duelo del Sadar. / IÑAKI PORTO

El trivote formado por Folch, Hidi y Rocha funcionó en la primera mitad, pero no en la segunda en la que remontó Osasuna.

R. J. G. OVIEDO.

Anquela llegó al banquillo del Real Oviedo con un dibujo en la cabeza que las circunstancias le han obligado a rectificar en varias ocasiones, de hecho fue el menos utilizado. El técnico siempre fue partidario del 4-4-2, con los dos puntas escalonados, uno de referencia más adelantado y otro por detrás casi como mediapunta.

El pasado sábado, en Pamplona, el equipo jugó con un dibujo que solo había puesto en práctica en la segunda jornada de Liga frente al Almería, el trivote. El nuevo sistema funcionó a medias, ya que en la primera mitad el equipo seguro que se pareció mucho a lo que pretendía el técnico. Sin embargo, en la segunda, no resultó el plan y el rival acabó remontando.

Anquela situó a Folch por delante de la defensa, con Hidi y Rocha más adelantados. Además, en el ataque Linares y Saúl Berjón eran las referencias ofensivas, con libertad para el ovetense, que se suele acomodar a la banda la izquierda, desde donde lidera siempre el juego de ataque del equipo.

Más Real Oviedo

En la primera mitad las cosas salieron bien, sobre todo porque la acumulación de jugadores permitió taponar la salida del juego navarro, que suele ser a base de combinaciones en corto. Además, los ovetenses encontraban con facilidad a Saúl Berjón y así fue como lograron adelantarse en el marcador.

Tras el descanso, con el paso al frente de Osasuna, el problema de los ovetenses fue que no le duraba el balón en su poder y eso permitía ataques rivales una y otra vez, hasta que acabaron llegando los goles. A los ovetenses les volvió a faltar, una vez más, fútbol y lo pagó muy caro. También Hidi acusó la inactividad, venía de cinco jornadas fuera del equipo y su trabajo defensivo se resintió. Además, Anquela no optó por hacer cambios hasta que empataron los navarros. Hasta ahora el sistema que mejores resultados ha dado es el 3-4-3, aunque el técnico insiste que lo más importante es la actitud.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos