Un reto sin margen de error

Un reto sin margen de error
Rocha, junto a uno de los utilleros, Miguel Aparicio, en el entrenamiento de ayer. / SEMEYA PRESS

El Real Oviedo espera el domingo un encuentro que se decidirá por pequeños detalles

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

La hora de la verdad se acerca para el Real Oviedo. El encuentro del domingo ante la Cultural Leonesa marcará las opciones del equipo de entrar en el 'play off' y por ello la plantilla se intenta aislar de todo lo que no sea lo que va a suceder durante los 90 minutos en el Reino de León.

El desplazamiento de la afición, las entradas, los cálculos de probabilidades y todo lo que rodea al encuentro empiezan a quedar en un segundo plano para que el fútbol se haga protagonista. Así lo ven los jugadores del conjunto azul, como uno de los capitanes, el centrocampista David Rocha, que vaticina para el domingo «un partido de detalles». Un choque en el que la clave pasará por «mantener la concentración los 90 minutos» y también saber leerlo para «si vas por delante no darles opciones y si vas perdiendo saber que se puede remontar», indica el extremeño.

En estas circunstancias, el centrocampista cree que el equipo se mueve bien y son «serios y compactos», por lo que confía en «dar un paso importante para estar ahí arriba». De lo que huyen los jugadores es de hacer cábalas y pensar en otros resultados. «Los cálculos pasan por ganar el domingo» asegura Rocha, que recuerda que «estas jornadas son un poco raras, el equipo que parece que no se juega nada te da un susto como casi nos pasa a nosotros» y reitera que «las cuentas solo pasan por ganar el domingo, hay que sacar los seis puntos y lo primero es sacar los de León».

Más Real Oviedo

Los futbolistas saben que en el partido del domingo «no hay vuelta atrás» y que se puede asemejar a «la vuelta de un 'play off' en que te juegas pasar de ronda, ojalá podamos ganar y vivir el verdadero 'play off' dentro de dos semanas», expone Rocha.

Una de las certezas que hay en el vestuario es que van a estar arropados por la afición. «Nunca nos fallan, es impensable que el Oviedo vaya solo a ningún sitio», indica el cacereño, que bromea al señalar que «el desplazamiento facilita las cosas, pero si fuese en la China también irían 2.000». Además, recuerda el mediocentro que «cuando hemos jugado con tanta gente fuera hemos dado la cara, como en Vallecas o ante el Sporting».

Los azules se habían planteado como objetivo al inicio de temporada llegar a las últimas jornadas en disposición de pelear por las seis primeras plazas y en ello están . «Queríamos llegar a esta situación en la que casi dependemos de nosotros mismos», comenta Rocha. También reconoce que los dos equipos necesitan los puntos, pero con dos retos diferentes. «Es más dramática la de abajo, los de arriba si al final no te metes en 'play off' tienes la opción de intentarlo la temporada que viene», mientras que reconoce que «tal y como está el fútbol hoy en día bajar a una categoría como Segunda B, que luego cuesta mucho subir, creo que es más dramático». Eso hace que el equipo ovetense afronte el encuentro «más que con presión, con mucha ilusión para darle una alegría a los que nos acompañan».

Respecto a lo que espera del rival, el jugador azul indica que su apuesta por el ataque y juego combinativo «ya no es tan exagerado como en la primera vuelta, que lo querían jugar todo» y cree que la mejoría de los de Rubén de la Barrera se debe a que «fueron más prácticos, están confeccionados para jugar así, aunque no arriesguen tanto van a intentar combinar y habrá momentos en los que nos cueste robar el balón». Por ello, es consciente que en momentos deberán «saber sufrir».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos