Real Oviedo

El Real Oviedo salta sin red

Los jugadores del Oviedo, durante un ejercicio en el entrenamiento de ayer./ELOY ALONSO
Los jugadores del Oviedo, durante un ejercicio en el entrenamiento de ayer. / ELOY ALONSO

Los azules afrontan el partido de esta tarde ante el Sevilla Atlético como la primera de las tres finales para seguir aspirando al 'play off'

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

El Real Oviedo ya no tiene margen de error y si quiere seguir con opciones de entrar en el 'play off' necesita sumar una victoria hoy (16 horas) ante el Sevilla Atlético. Los de Anquela afrontan el compromiso ante el filial hispalense con la obligación de ganar para esperar luego que el resto de resultados les ayuden a acercarse a las seis primeras posiciones de la clasificación.

La convocatoria que ayer facilitó el técnico oviedista presenta dos novedades en relación con la del encuentro ante el Osasuna, que son la vuelta a la misma de Mossa y Yeboah, que a su vez ocupan los puestos de Varela y Mariga. En el caso de Mossa todo apunta a su vuelta al once, mientras que el otra cambio podría ser la presencia de Aarón Ñíguez en la banda derecha del centro del campo, para que el equipo vuelva al sistema más habitual de la temporada, con doble pivote en el centro del campo, formado por Folch y Rocha. En caso de que el técnico no se decida por el ilicitano, su puesto sería para el italiano Fabbrini.

Los azules reciben a un Sevilla Atlético ya descendido desde hace varias jornadas, que no obstante, en sus últimos compromisos, están ofreciendo un buen nivel sin la presión de la clasificación y han dado más de un susto a sus rivales, por lo que no se espera un encuentro tan sencillo como la clasificación indica. Los de Luis Tevenet son un equipo joven con varios jugadores de mucha proyección.

La derrota de los carbayones el pasado sábado en Pamplona dejó la imagen de un equipo con dos caras, una buena en la primera mitad y bastante peor en la segunda, por lo que el objetivo será que el equipo sea capaz de mantener la intensidad en todo el encuentro. Anquela no puso pegas a la actitud del equipo, pero si reconoció que, una vez más, les faltó algo de fútbol para tener el balón y llevar más iniciativa en el juego durante el tramo final del encuentro.

Más Real Oviedo

El mensaje que salió del vestuario durante la semana fue de centrarse en el compromiso de hoy y no pensar en los otros dos encuentros que restan, sin pensar en lo que puedan hacer el resto de equipos implicados en la lucha por el 'play off'. En este sentido, el técnico volvió a insistir en que el objetivo es llegar al «último minuto del último encuentro» con opciones de lograr el objetivo que se habían marcado al inicio de temporada.

No obstante, la palabra 'pleno' fue una de las más escuchadas en el entorno del oviedismo, que quiere seguir teniendo un objetivo por el que pelear y no dar por terminada la temporada dos semanas antes del final de la competición,

En el ambiente se palpa que aún existen posibilidades reales de meterse entre los seis primeros y por ello que está en manos propias lograrlo, lo que obliga a realizar un buen partido y no dejar que el filial sevillano pueda entrar bien en el encuentro y demostrar el fútbol que tienen algunos de sus futbolistas.

Por lo visto durante la semana y en la convocatoria que ayer facilitó el técnico, todo apunta a que el equipo volverá al doble pivote, ya que se ha quedado fuera de la lista Mariga, que ha sido sustituido por un jugador del banda como Yeboah. El pasado sábado el equipo formó de inicio con un trivote en el centro, con Folch, Hidi y Rocha, pero parece que el húngaro deberá esta jornada su oportunidad en el banquillo, pese a los elogios que el técnico le mandó en la rueda de prensa del pasado jueves, en la que destacó su actitud y las posibilidades del futbolista para el futuro.

Lo que parece seguro es que Mossa volverá al once, para ocupar el carril izquierdo del equipo, una posición que en El Sadar fue para Varela, que ha pasado de estar en la alineación a irse a la grada esta jornada. El defensa valenciano fue baja por sanción la pasada jornada, después de realizar un buen partido ante el Lorca y protagonizar desde la banda izquierda, junto a Saúl Berjón, algunas de las mejores acciones de ataque.

Anquela mantendrá la defensacon tres centrales, Carlos Hernández, Forlín y Christian Fernández, con Diegui Johannesson y Mossa en los costados.

En el centro del campo, la pareja más habitual durante toda la temporada, Folch y Rocha, estarán en la sala de máquinas del equipo. La única duda que el se mantiene en el once es el inquilino de la zona derecha del ataque, para lo que las alternativas son Aarón Ñíguez y Fabbrini. El técnico se refirió a Aarón Ñíguez el jueves y dijo que mantiene plena confianza en el ilicitano, pero que quiere más de él, por tratarse de un jugador con gran calidad. La decisión que tome el técnico dependerá de si lo que buscar es más profundidad por banda, con Aarón, o por el contrario, opta por Fabbrini, un jugador de más conducción, con querencia a irse al centro y buscar asociarse con los compañeros. Lo que parece seguro es que Linares, en su mejor momento de la temporada, se mantendrá en la delantera.

La alineación más probable del Real Oviedo será la formada por: Alfonso; Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández; Diegui Johannesson, Folch, Rocha, Mossa; Aarón Ñíguez, Linares y Saúl Berjón. En el banquillo estarían: Juan Carlos, Cotugno, Verdés, Hidi, Fabbrini, Yeboah y Toché. Los descartados por decisión técnica fueron Valentini, Varela, Mariga, Pucko y Olmes García, mientras que Viti viajó con el filial.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos