Solidaridad con los más pequeños

Solidaridad con los más pequeños

La venta de la muñequera benéfica de Linares recaudó 1.675 euros, que fueron donados a la Asociación Galbán

R. J. G. OVIEDO.

En sus cuatro temporadas en el Real Oviedo, Miguel Linares se besó más de medio centenar de veces la muñequera negra que luce en memoria de sus padres. Ese gesto tan repetido ha hecho que esa prenda se convierta en un símbolo para los oviedistas en estos años, lo que el club y el jugador han aprovechado para una causa solidaria.

El futbolista hizo ayer entrega, en la tienda oficial del club, de un cheque de 1.675 euros a la Asociación Galbán, de familias de niños con cáncer, que fue la recaudación por la venta de las muñequeras solidarias que se puso en marcha el pasado mes de diciembre.

Linares mostró ayer su satisfección por haber podido participar en una iniciativa solidaria destinada a ayudar a los pequeños que sufren cáncer en el Principado. «Estoy muy feliz por poder aportar mi granito de arena a una casusa tan importante», dijo el futbolista. Del mismo modo, quiso también dar las gracias «a todos los oviedistas que han colaborado, que ha sido muchos». La prenda, convertida en símbolo para el oviedismo en las últimas temporadas, ha sido motivo de orgullo para el delantero que reconoció que para él «ha sido un gusto verlos con mi muñequera, me hacía mucha ilusión».

En el acto de entrega del cheque el jugador estuvo acompañado por el consejero Fernando Corral, y del tesorero de la Asociación Galbán, Enrique García, que fue el encargado de agradecer al jugador el gesto que tuvo con ellos. Durante esta iniciativa se vendieron más de 600 muñequeras, cuyo importe integro fue donado.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos