Territorio fértil para asentar la escalada

Anquela da instrucciones a sus jugadores, que le escuchan con atención durante el entrenamiento./ELOY ALONSO
Anquela da instrucciones a sus jugadores, que le escuchan con atención durante el entrenamiento. / ELOY ALONSO

El Oviedo inicia su senda hacia el pleno ante el tercer equipo que más remates concede en su área

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

A punto de llegar a la antepenúltima ladera hacia la cima, Juan Antonio Anquela aprovisiona a sus expedicionarios en el campamento base del Real Oviedo. El líder del conjunto carbayón, que ayer repitió a sus jugadores sobre el césped lo cerca que estuvieron de obtener un resultado positivo en Pamplona, se afana en apelar a la importancia de la unidad, tanto en el juego como a nivel grupal. Se deja la garganta en minimizar los huecos que pueda conceder su equipo en el Carlos Tartiere a la irreverente plantilla del Sevilla Atlético.

Afina el entrenador oviedista la preparación para sumar tres puntos este sábado y conseguir el primer elemento en la ecuación azul para alcanzar el 'play off'. Después de que el municipal ovetense retomase el idilio con el triunfo ante el Lorca, se busca seguir abonando la cosecha en territorio fértil.

«El equipo, tanto en números como en sensaciones, ha dado muestras de que se siente cómodo y qué mejor oportunidad que contra un buen rival en nuestro campo con lo que nos jugamos», expuso Mossa, una de las piedras angulares en el último triunfo del conjunto azul, al que ya solo le vale engrosar su casillero de forma triple cada semana para completar su anhelada escalada clasificatoria hacia el sexteto de cabeza. La senda de esa ascensión comienza ante el tercer equipo de la categoría que más concede dentro del área, como plasman los 304 remates recibidos este curso desde la zona de castigo, en la que ha conseguido sus nueve dianas el máximo artillero azul.

Más Real Oviedo

Esa lucha entre un veterano depredador del gol como Miguel Linares y los jóvenes centrales sevillistas será uno de los múltiples contrastes en el encuentro que afronta el sábado el conjunto carbayón, el que mejor defiende su área en Segunda tras Osasuna. En el encuentro de la primera vuelta, el conjunto nervionense fue incapaz de batir a un acertado Alfonso Herrero, que detuvo un penalti en el tramo final de un duelo que su equipo disputó durante más de setenta minutos en inferioridad numérica por la tempranera expulsión de Yeboah.

El inexperto grupo a las órdenes de Luis García Tevenet mostró algunas de las carencias que le mantienen como el equipo con menor porcentaje de acierto (8%) de cara a gol de la categoría, en contraposición con el conjunto carbayón, tercero en esa faceta. La necesidad azul, que dobla en número de dianas a los nervionenses, chocará con la falta de presión de las perlas andaluzas, con la motivación eso sí de ver en el banquillo local del Ramón Sánchez Pizjuán a Joaquín Caparrós, un técnico que se ha caracterizado por el mimo a la cantera.

«Vamos a seguir luchando hasta el final para conseguir los máximos puntos posibles», declaró a los canales de comunicación oficiales de la entidad sevillana Álex Pozo, uno de los diamantes en bruto de la cantera hispalense, reclutado ayer por el técnico utrerano, que le podría hacer debutar este sábado ante el Leganés para beneficio del conjunto carbayón. «Da igual la categoría, en el Sevilla compiten desde niños», indicó en su entrevista a este diario el técnico oviedista, que ayer incidió en la importancia de las transiciones al probar de forma simultánea dos dibujos tácticos de cara a una cita que debe asentar el despegue azul en la recta final.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos